Sernik (pastel polaco)


De casualidad ha llegado a mí esta receta de un pastel de queso polaco, sernik se llama. Yo ahora que ando más sensible porque mi hijo mayor está en Polonia estudiando, vi la ocasión perfecta para hacerla y mantener, en cierta forma, una conexión más directa con el país que lo ha acogido.

Cuando hable con él, le pediré que le pregunte a sus nuevos amigos polacos, si la receta se ciñe a la original. Yo la encontré en el blog las delicias de Mayte, y curioseando por internet he visto versiones más o menos calóricas del mismo plato.

A mi me ha gustado mucho, es un pastel de queso suave, con un ligero sabor a limón, dulce y abizcochado. Me recuerda a las tartas de queso industriales que venden en algunos comercios. La verdad es que la receta es muy sencilla, y yo la he adaptado a la thermomix. He modificado algunas cantidades y, por error, no he montado las claras sino que he batido los huevos enteros. Pero el resultado es buenísimo, así que nos ahorramos ese paso.

Os dejo la receta tal cual la he preparado y espero que os guste. Y que me perdonen los polacos sin he estropeado su plato.




INGREDIENTES:

- 800 gr requesón. 
- 5 huevos
- 120 g mantequilla
- 200 g azúcar
- Ralladura de 1 limón
- 25 ml  de zumo de  limón
- 3 cucharadas soperas de harina
- 50 gr de uvas pasas remojadas en vino dulce o moscatel.

PREPARACIÓN:

Dejamos las pasas en remojo en el vino dulce durante una media hora.
Ponemos el azúcar en el vaso y la piel del limón. Pulverizamos 15 segundos a velocidad 8-10.
Añadimos los huevos y mezclamos 30 segundos a velocidad 4.
Agregamos la mantequilla y el zumo de limón y batimos bien 30 segundos a velocidad 4.
Añadimos el requesón, y volvemos a mezclar un minuto a velocidad 4.
Ahora echamos la harina y mezclamos todo 30 segundos a velocidad 4.
Por ultimo agregamos las pasas escurridas (reservamos unas cuantas para adornar) y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Terminamos de mezclar con una espátula.
Sobre un molde cuadrado, colocamos una hoja   de papel vegetal mojado y escurrido para que se adapte bien al molde. Vertemos la mezcla en el molde y ponemos por encima algunas pasas.
Horneamos a 180º unos 40 minutos, con calor arriba y abajo y ventilador.
Al acabar el tiempo pinchamos con un palillo para ver si sale limpio.
Dejamos enfriar dentro del molde y metemos en la nevera unas horas. Mejor de un día para otro.


Para hacerlo sin thermomix, es bien fácil. Ir siguiendo los pasos pero usando una batidora normal.




Primero ponemos en remojo las pasas en el vino. Yo he usado moscatel.
Quitamos la piel a un limón (sin nada de blanco) y exprimimos el zumo.

Este es el requesón que he usado, es de mercadona. Son tarrinas de 200 gr. Yo he puesto cuatro.

Vamos a aromatizar el azúcar con la piel del limón.

Añadimos los huevos. Deberían ser solo las yemas, pero me cayó un huevo entero al vaso y seguí la receta a mi modo. No se nota nada y se ahorra tiempo.

Ahora la mantequilla que tiene que estar blanda y el zumo del limón.

El requesón y batimos todo.

La harina y volvemos a mezclar.

Y las pasas, sin el vino. Terminamos de mezclar con una espátula.

Vertemos la mezcla en un molde forrado con papel de horno mojado (para que se adapte mejor al molde). Le ponemos algunas pasas por encima. 

Como me sobró mezcla, la eché en estos moldes de silicona y las hice en el microondas, para probar. Cinco minutos a 800 w y cinco minutos más dentro del horno sin abrir.

Ya está  en el horno. Unos 40 minutos. Al acabar la dejamos que se nefrie bien y la metemos en la nevera de un día para otro.


    Y aquí tenéis mi primer postre polaco.


    Está muy rica, es suave y dulce.


    Tiene una buena consistencia, En internet dice que los polacos la toman con una copita de licor de miel. Nosotros lo podemos hacer con vino dulce.


    Y este es el que hice al micro. sale más blanco, por lo que se podría poner algo de caramelo liquido en el molde, pero sale muy bien. Y es más rapido. Aunque yo prefiero hacerlo en el horno tradicional.

    Unete a mi página de facebook. Hazte fan.

4 comentarios: