Pastel de patatas y carne



    
  Receta fácil y sencilla pero muy sabrosa.
 Así es este pastel de patatas y carne que servirá para un almuerzo con ensalada y os dejará a todos satisfechos.

No tiene mucho misterio y cualquiera con más o menos experiencia en la cocina podría hacerlo.

INGREDIENTES:

3 o 4 patatas
300 gr de carne picada mixta (mitad cero, mitad ternera)
1 puerro
1 diente de ajo
50 gr de tomate frito
sal y pimienta
50 gr de queso rallado

PREPARACIÓN:


Ponemos a cocer las patatas bien lavadas y con piel. Las dejamos cocer hasta que la pincharlas estén tiernas. Las dejamos enfriar un poco antes de quitarles la piel.

Mientras vamos a pochar el ajo y el puerro muy picadito en una sartén con un fondo de aceite.


Cuando el puerro esté transparente agregamos la carne y cocinamos unos minutos dando vueltas.


Incorporamos el tomate y sazonamos. Mezclamos un poco.

Ya tenemos el relleno listo.


Pelamos las patatas y hacemos el puré agregando un poco de aceite para suavizarlo. sazonamos al gusto con sal y pimienta.

En una fuente apta para horno engrasamos ligeramente el fondo y ponemos una capa de puré.


Encima una capa de carne.


Y cubrimos con otra capa de puré.

Ponemos queso rallado encima y al horno, 180º unos minutos hasta que el queso se funda y se dore un poco.

   Y servimos calentito.


Es un plato que harta bastante por lo que el mejor acompañamiento es una ensalada.







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:







Tarta mousse de cerezas y yogur (sin harina, sin, leche, sin azúcar)









Cuando digo que esta tarta lo tiene todo y no tiene de nada, vais a pensar que estoy loca jejeje.
Pero os lo voy a explicar y cuando lo entendáis vais a amar esta tarta. Lo tiene todo porque es dulce, suave, delicada, super rica y ligera. Y no tiene de nada porque no hemos usado para elaborarla ni harina, ni leche, ni huevo, ni azúcar.

A lo mejor os parece que no es para tanto, pero os aseguro que tiene un sabor perfecto y una textura delicada y es prácticamente apta para todo el mundo.

La llevé al cole para que la probaran mis compañeros y de verdad que les encantó, así que os animo a que la probéis porque no os va a defraudar.

Y aprovecho para que os paséis por mi instagram porque en un rato colgaré la receta con un mini video donde veréis que textura tiene.

INGREDIENTES:

Para la base:
40 gr de almendras crudas
8 o 10 dátiles sin hueso
30 gr  de aceite de coco

Para el relleno:

300 gr de cerezas deshuesadas
500 gr de yogur de soja de coco (o natural)
6 hojas de gelatina neutra
2 cucharaditas de estevia en polvo

Para la cobertura:

150 gr de cerezas deshuesadas
 1 cucharada de zumo de limón
3 cucharadas de agua
1 hoja de gelatina neutra


PREPARACIÓN:

 Preparamos la base triturando los dátiles y las almendras en thermomix 20 segundos a velocidad 5.

Ya está triturado todo. Agregamos el aceite de coco derretido (20 o 30 segundos en microondas) y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.

Ponemos la mezcla en el fondo de  un molde desmoldable ligeramente engrasado. Mi molde es de 18 cm. Lo reservamos en el congelador una media hora.


Vamos ya con el relleno. Tendremos que deshuesar las cerezas. Es una tarea pesada, pero yo tengo un deshuesador y se tarda poco. 

Trituramos las cerezas 30 segundos a velocidad 5. Debe quedarnos un puré fino.


Agregamos el yogur de soja y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.


Este es el yogur que usé. Podemos poner yogur natural, pero yo tenía en casa de coco.

Mientras vamos a hidratar en agua fría la gelatina. Cuando esté blanda, la ponemos en un recipiente apto para el microondas con un par de cucharadas de agua y calentamos en el micro unos 15 o 20 segundos hasta que se derrita por completo. Entonces la agregamos a la crema de cerezas y yogur y batimos 30 segundos a velocidad 3. Vamos a probar la crema, para mi estaba poco dulce entonces agregué dos cucharaditas de estevia en polvo y batí de nuevo. Vosotros podéis hacer lo que os guste, si os parece que el sabor sin estevia es más autentico, no la pongáis. O ponedla en la proporción que se adapte a vuestro paladar.

Vertemos la crema en el molde sobre la base de almendras y dátiles y dejamos en el frigorífico una hora, hasta que veamos que ha cuajado.


Entonces preparamos la cobertura. Trituramos las cerezas 20 segundos a velocidad 4. Mezclamos con el zumo de limón y el agua y calentamos unos cuatro minutos a 90º y velocidad 3. Mientras ponemos una hoja de gelatina a hidratar y cuando pasen los cuatro minutos la agregamos y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Aquí hacemos igual que con la crema. Probamos y agregamos estevia al gusto o no. La vertemos sobre la crema que debe estar cuajada y dejamos enfriar unas horas. Mejor de un día para otro.



Al día siguiente desmoldamos con cuidado. 



     ¡¡Y a disfrutar!!

   




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:

















Tortilla de patatas con cebolla caramelizada




    ¡Qué buena está la tortilla de patatas!
No conozco a nadie que no le guste. Los habrá que la prefieran con cebolla o sin cebolla, pero el plato en sí, gusta a todos. Además de que es un plato económico, muy socorrido y perfecto para llevar. ¿Qué excursión o pic nic no hemos hecho que no lleve tortilla?

La tortilla que traigo hoy tiene un toque especial. Pues bien, a esta tortilla le hemos añadido  cebolla caramelizada y el toque que le da a la tortilla es brutal. Un puntito dulzón que le va divino. Os aseguro que merece la pena probarla.

INGREDIENTES:

3 patatas
4 huevos
1 pellizco de sal
cebolla caramelizada al gusto (ver receta aqui)

PREPARACIÓN:

Vamos a hacer la tortilla como tengamos por costumbre. Cortamos las patatas en cuadraditos, las salamos y freímos en aceite caliente hasta que estén más o menos doradas.


Las sacamos de la sartén, escurrimos del aceite y las mezclamos con los huevos batidos.

Agregamos la cebolla caramelizada al gusto, yo puse tres cucharadas bien hermosas. Mezclamos.
                                 


Y la cuajamos en la sartén con un poco de aceite. Primero por un lado y cuando veamos que los bordes se despegan de la sartén, damos la vuelta y cocinamos por el otro lado.

No sé a vosotros, pero a mi la tortilla me gusta calentita. 







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email: