Tarta de nueces de Brasil con coco y caramelo salado


 ¡Menuda tarta os traigo hoy!
Una maravilla, de verdad. Con una textura jugosa, un poco dulce que contrasta con los tropezones de las nueces de Brasil y el caramelo salado de la cobertura.
No es que quiera vendérosla, es que tenéis que probarla.La receta es de Nati, la dueña del blog Poesía Culinaria, mi último blog asaltado del "retoasaltablogs" que dirige Marga de Azafranes y Canelas.Nati tiene un blog  muy bonito con unas fotografías preciosas y unas recetas deliciosas.Esta tarta me llamó la atención de inmediato, eso de caramelo salado tenía que estar muy bueno jejeje, pero la descarté al principio porque no encontraba las nueces de Brasil . Sin embargo de pronto, un día estando de compras en Lidl, las vi. ¡Ya no tenía excusa! Así que si os decidía a hacer esta tarta, ya sabéis donde podéis encontrar el ingrediente principal.

INGREDIENTES:

Para la tarta:

270 gr de nueces de Brasil (dejaremos aparte unas diez o doce nueces)

90 gr de coco rallado

120 gr de azúcar

4 huevos

1 cucharadita de pasta de vainilla o azúcar vainillado
Para el caramelo salado:
2 cucharadas de azúcar

1/2 cucharada de mantequilla 

3 cucharadas de nata para cocinar

un pellizco grande de escamas de sal o sal gorda. 

Para decorar

4 o 5 nueces de Brasil troceadas



PREPARACIÓN:

Separamos las claras de las yemas. Vamos a montarlas en la thermomix. Primero ponemos la mariposa y luego programamos 3 minutos a velocidad 3 y 1/2
A mitad del tiempo, añadimos por el bocal 60 gr del azúcar. 
Una vez montadas las claras, las reservamos en un recipiente aparte. Si no tenemos thermomix se pueden montar con una batidora de varillas
 Ahora vamos con la crema de nueces. Estas son las nueces de Brasil, en algunos lugares también les llaman coquitos.
Vamos a reservar del total de las nueces de Brasil unas 10 o 12, para añadir luego al relleno y para decorar. Las ponemos con el coco rallado y trituramos 30 segundos a velocidad 6. Tenemos que conseguir una especie de crema o pasta.
Ya tenemos la crema de coco y nueces. La reservamos aparte.
Ahora toca blanquear las yemas con el resto del azúcar (los 60 gr que faltaban). Batimos 2 minuto a velocidad 4.
Incorporamos la crema de nueces y coco y la pasta de vainilla.Batimos 30 segundos a velocidad 4.
Y ahora, la masa resultante la mezclamos con una espátula con las claras montadas.
Una vez bien integradas las claras con la masa, agregamos 5 nueces troceadas.
Vertemos la masa en un molde desmoldable y engrasado o forrado con papel vegetal. Yo estreno este molde nuevo de Lekue con plato de cerámica. Horneamos a 170º unos 30 minutos. Luego dejamos dentro del horno con la puerta entreabierta hasta que se enfríe.
Cuando la tarta esté fría y la desmoldemos, preparamos el caramelo salado. En un cacito ponemos dos cucharadas de azúcar a fuego suave. Dejamos que se funda.
En cuanto veamos que se empieza a formar el caramelo, añadimos la mantequilla y removemos el cazo.
Y una vez fundida la mantequilla (tarda muy poco), agregamos la nata y seguimos moviendo el cazo para que se integren todos los elementos bien. Cuando tengamos un caramelo cremoso y dorado, espolvoreamos las escamas de sal y apartamos del fuego.
Antes de que el caramelo se enfríe del todo y se ponga muy espeso, bañamos la parte superior de la tarta. Y con las restantes  nueces que habíamos reservado decoramos.
Dejad que se enfríe un poco y preparaos para degustar una exquisitez.


Es absolutamente deliciosa, pero el toque del caramelo salado y el crujiente de las nueces os llevará al placer más absoluto.







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Loco Moco (Receta Hawaiana)



   El nombre puede dar lugar risas, pero el plato es una delicia.


  Y es que este plato es famoso en la cocina hawaiana, si, si, es una receta internacional jajajaja. Y cuando se escucha el nombrecito además de risa puede parecer que la receta no es seria, pero si que lo es... Es un plato exquisito.


Sigo con los asaltos del #retoasaltablogs. Marga de Azafranes y Canelas nos propuso "robar" a cualquiera de nuestros compañeros durante el mes de julio. Ya sé que es agosto, pero es que me quedaban unas pocas por publicar. Y esta es una de ellas. Sacada del blog de Kety de Croketypot, el cual ya conocía por un asalto anterior, fui apuntando recetas que me interesaban, y la lista era muy larga jajajaja

Pero había que elegir solo una y fue esta, que además a mis hijos les encantó.

Dicen que el plato lo inventó un chico al que apodaban "crazy" (loco), así que ya sabemos el origen de la mitad del nombre. De la otra mitad no hay referencias jajajaja.

INGREDIENTES: (para dos personas)

100 gr de arroz
2 hamburguesas de pollo
2 tiras de bacon
2 lonchas de queso 
2 cucharadas de tomate frito
2 huevos de codorniz
sal y pimienta al gusto




PREPARACIÓN:



Cocemos el arroz en abundante agua durante 15 o 20 minutos. 

Usamos dos aros de emplatar y colocamos el arroz dentro.

Hacemos las hamburguesas en una sartén con un poco de aceite. Yo usé dos mini hamburguesas de pollo.

Hacemos los dos huevos de codorniz a la plancha. Los salpimentamos.

Y doramos el bacon. 

Y montamos el plato. Sobre el arroz que tenemos dentro de los aros ponemos una cucharada de tomate frito, la hamburguesa, la loncha de queso, el huevo a la plancha y el bacon.
 
    Y mirad que plato más rico. No me digáis que no apetece.


    Para los peques de la casa es un plato completo. Y para los mayores también.




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Volcán de crema de cacahuetes y chocolate al microondas


   No es la primera vez que me entra un antojo de dulce y no tengo nada en casa.

Simit, pan turco de sésamo



   ¡Que cosa más rica de pan!


   Últimamente me he aficionado a investigar sobre la gastronomía de Turquía, culpa de las novelas turcas que están tan de moda y a las que estoy enganchada jajajaja


Ya he hecho alguna cosita más de este precioso país. Pero las masas y los panes se están convirtiendo en lo más representativo. Tengo que decir que no sólo es típico de Turquía, creo que también en Grecia y Armenia tienen un pan similar, aunque reciben otro nombre claro.

Encontré la receta en una página especializada en la gastronomía de Turquía, y fue verlo y enamorarme. Esa apariencia trenzada cubierta de semillas de sésamo me llamó mucho la atención. Y exceptuando el sésamo (que tuve que comprarlo) todos los demás ingredientes los tenía en casa.

Así que he tardado un par de días en tener todo preparado para hacer hoy esta exquisitez.

INGREDIENTES: Para seis panes

Para la masa:

315 gr de harina de trigo de uso común
2 cucharaditas pequeñas de levadura de panadero liofilizada (la que viene en granitos)
1 cucharadita de sal
1 cucharada de azúcar
20 ml de aceite de oliva
195 ml de agua tibia

Para rebozar:

75 gr de Melaza de uva (yo no encontré y usé miel de caña) + dos cucharadas de agua
100 gr de sésamo



PREPARACIÓN:



Vamos a usar la thermomix para preparar la masa. Podemos hacerla a mano o en amasadora. Ponemos en el vaso la harina, levadura, sal y azúcar.

Añadimos el aceite y el agua tibia y programamos 3 minutos en velocidad espiga. Si no tenéis thermomix ni amasadora, poned los ingredientes secos en un recipiente y añadid poco a poco los líquidos hasta integrarlos bien y tener una masa lisa y ligeramente pegajosa.

Hacemos una bola con la masa y la colocamos en una fuente pincelada con aceite. Tapamos y dejamos reposar una hora y media . Hoy hacía un calor impresionante y eso ayuda mucho a las masas, por lo que ha subido muy pronto. Pero si en  ese tiempo no ha doblado su tamaño, dejadla un poco más.

Apenas una hora y ya estaba así. Ponemos un poco de harina en la encimera y desgasificamos la masa.


 Cortamos porciones más o menos iguales.

Cogemos cada porción y la estiramos hasta formar un rulito de unos 45 cm, más o menos. Doblamos por la mitad.


Enrollamos las tiras entre ellas y las unimos. Nos quedará una especie de rosquilla trenzada.


La receta original usa melaza de uva. Pero es un ingrediente difícil de encontrar, así que he usado miel de caña (un producto muy de mi tierra) que tiene una consistencia similar.

Mezclamos la miel de caña con las dos cucharadas de agua, para aligerar la mezcla. Vamos a ir bañando cada "rosquilla" por las dos caras.

Y a continuación rebozamos en sésamo.

Ponemos todas las rosquillas en una bandeja de horno forrada con papel. Dejamos reposar 20 minutos y mientras tanto pre-calentamos el horno a 200º, con calor arriba y abajo. Cuando pasen los veinte minutos horneamos unos 13 o 15 minutos. Vigilad para que no se tuesten en exceso.

    ¡Mirad que maravilla! ¡Están deliciosos!


    La corteza crujiente, el toque del sésamo tostado y una miga super suave y rica.




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email: