Pandoro Veronés




 


Ya tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina.


Seguro que todos tenéis ya pensado qué menú preparar, aunque siempre hay algún rezagado que aún no lo ha pensado jejee.


Seáis del grupo que seáis este postre es ideal para estas fiestas. De hecho es uno de los postres estrella de la cocina navideña italiana junto con el panettone.

Oriundo de la ciudad de Verona, el pandoro tiene una forma muy característica que se la da el molde en el que se hornea. Una forma de estrella tan ideal para esta época.


En cuanto Angélica del blog Bizcochos y Sancochos me invitó a su evento anual Parrandón de Recetas navideñas, tuve claro que iba a preparar. La temática tenía que ser receta navideña de la cocina de otro país. Adoro Italia y su gastronomía, y como el panettone ya lo tenía en el blog esta receta me venía de perlas.`

Por si no lo sabéis un parrandón es una costumbre popular de Venezuela, las parrandas forman parte de la tradiciones navideñas y se refieren a un género musical que se entonan junto con aguinaldos y villancicos en las celebraciones de Navidad

Los temas de las parrandas navideñas hablan de la vida cotidiana en el campo, las cosechas del cacao, sobre la navidad y la forma como se vive en Venezuela; además hacen referencias al Pesebre, los Reyes Magos y El Niño Jesús.



Angélica organiza este evento cada año, en él un grupo de blogueras publicamos en la primera semana de diciembre nuestra receta. Podéis verlas todas en este enlace




Hace poco me compré un libro con recetas para thermomix especialmente navideñas. En él encontré una receta de pandoro hojaldrado para este robot. He seguido paso a paso la receta y he de deciros que es un postre con elaboraciones largas por los reposos que necesita la masa. Se trata de un dulce, no complicado, pero si muy entretenido. A pesar de su complejidad os aseguro que merece la pena saborear un postre de esta característica con elementos naturales.


INGREDIENTES:

Masa madre con yema:

20 gr de agua templada
2 gr de levadura fresca
10 gr de azúcar
60 gr de harina de fuerza
1 yema de huevo a temperatura ambiente

Primer amasado:

2 gr de levadura fresca
1 cucharada de agua templada
40 gr de harina de fuerza
10 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo a temperatura ambiente
10 gr de azúcar
10 gr de melaza de cebada (yo he puesto miel)

Segundo amasado:

100 gr de harina de fuerza
10 gr de azúcar
1 huevo a temperatura ambiente
20 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Tercer amasado:

200 gr de harina de fuerza
90 gr de azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar vainillado

Hojaldrado y formado:

120 gr de mantequilla fría

Para adornar:

Azúcar glass



PREPARACIÓN:

Ponemos en el mismo orden los ingredientes de la masa madre en el vaso de la thermomix y programamos 30 segundos a velocidad 3. Dejamos reposar dentro del vaso hasta doble su tamaño. Esto podéis hacerlo con un robot amasador o bien a mano mezclando bien los ingredientes.

Cuando la masa haya crecido, añadimos los ingredientes del primer amasado, siempre en el mismo orden, y mezclamos 30 segundos a velocidad 3. A continuación amasamos tres minutos a velocidad espiga. Volvemos a dejar reposar la masa en el vaso. Para ayudar a su reposo, podemos tapar el vaso con un paño o trapo para que mantenga el calor.

Cada uno de los reposos durará mas o menos un par de horas, dependerá de lo fría que esté la cocina.

En el siguiente paso vamos añadir los elementos del segundo amasado (en el mismo orden, recordad). Primero los mezclamos para integrarlos durante 30 segundos a velocidad 4 y a continuación lo amasamos todo 4 minutos a velocidad espiga. Os recuerdo que podemos hacer todos estos amasados con vuestro robot habitual o bien a mano, costará más pero se puede hacer igualmente. Una vez amasado, volvemos a dejar reposar.

Una vez acabado este nuevo reposo, agregaremos los ingredientes del tercer amasado en ese orden. Ahora mezclamos 30 segundos a velocidad 6 y amasamos 5 minutos a velocidad espiga. Ahora necesitamos que la masa repose, pero la sacaremos del vaso y la colocaremos en un recipiente grande engrasado. Tapamos y dejamos una hora y media. Pasadas las dos horas, la dejamos en la nevera una hora más.

Ya se acabó el amasado a máquina. Ahora debemos sacar los 120 gr de mantequilla de la nevera y aplastar entre dos láminas de film transparente hasta que tengamos un rectángulo de unos 15x20 cm más o menos.Una vez estirada la mantequilla, la guardamos en la nevera pues la necesitamos fría.

Os recomiendo que despejéis una balda de la nevera para este proceso, pues será más cómodo si hacéis los reposos que vienen a continuación sobre una bandeja para transportarlo con más facilidad.

Como teníamos nuestra masa en la nevera y la mantequilla también, ambas estarán a la misma temperatura. Vamos a espolvorear harina en la encimera, o bien ponemos una lámina de papel vegetal para seguir con el proceso. Colocamos la masa encima y aplastamos ligeramente para sacar el aire. Con el rodillo estiramos hasta tener un rectángulo de unos 20x30 cm. Ponemos la plancha de mantequilla estirada justo en el centro. Cubrimos con la masa de los lados y pellizcamos los bordes para sellar bien.

Estiramos con el rodillo, es posible que se os salga algo de mantequilla. Plegamos la masa en forma de tríptico y liamos en film transparente y la dejamos en la nevera una media hora para que la mantequilla se enfríe de nuevo.

Sacamos la masa de la nevera, la colocamos sobre la encimera con harina con el pliegue superior que quede a la derecha. Estiramos con suavidad hasta que nos quede un nuevo rectángulo de 20x30 cm. Otra vez doblamos como un tríptico y otra vez liamos en film y a la nevera.

Este paso debemos repetirlo una vez mas y volver a dejar en la nevera para que se enfríe.

Pasada una media hora o 45 minutos, engrasaremos el molde de pandoro con mantequilla. Vamos a cortar la masa por la mitad. Nos va a salir un pandoro bien hermoso con la mitad de la masa. La otra mitad la podemos congelar en forma de bola, para otra ocasión.

La masa que vamos a usar dándole forma de bola la pondremos en el molde con la parte más lisa hacia abajo. Ahora viene el último amasado y más largo. Dejamos en un lugar cálido hasta que llegue hasta arriba del molde, esto puede durar varias horas.

Cuando veamos la masa asomando por el borde del molde, precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Antes de meter el molde bajamos a 160º y horneamos unos 35-40 minutos. Si véis que se dora en exceso, a los 25 minutos podemos poner un trozo de papel de aluminio.

Una vez fuera del horno dejamos enfriar y desmoldamos pasando una espátula de silicona por los bordes del molde.

Servimos espolvoreándolo con azúcar glass.



NOTA: Sale una masa como para dos moldes. Normalmente no tenemos dos moldes de este tipo, por lo que podemos congelar una de las dos bolas de masa. Cuando queramos usarla, la dejaremos descongelar en la nevera. Luego la pondremos en el molde engrasado y dejaremos que repose en un sitio cálido durante unas horas, hasta que la masa salga por el borde.



Preparamos la masa madre.


La dejamos en el vaso hasta que crezca.


Ya está lista.


Añadimos los ingredientes del primer amasado y amasamos.


Dejamos reposar.


Una vez reposada, agregamos los ingredientes del segundo amasado y volvemos a amasar.

Volvemos a dejar que repose.



Ya ha crecido bastante.


Toca añadir los ingredientes del tercer amasado.


Y volver a reposar pero esta vez fuera del vaso. Un rato para que crezca y luego a la nevera.
                                     



Mientras vamos preparando la mantequilla. Luego estiramos la masa y colocamos la mantequilla en medio.


Plegamos como si fuera un tríptico. No os preocupéis si no os quedan perfectos los pliegues. Liamos en film transparente y a la nevera. Vamos a repetir este paso dos veces más.
                                     


Una vez hechos los tres amasados, partimos la masa en dos. hacemos dos bolas (una la podemos congelar). La otra bola la ponemos en el molde engrasado con la parte más lisa hacia abajo. Ahora hay que ser paciente y dejar que crezca.


Ya ha crecido lo suficiente. Al horno.


Y una vez fuera del horno, dejamos enfriar un poco y desmoldamos con cuidado. Como es un molde con aristas, puede que os cueste un poco.
                                      

    Y antes de servir, espolvoreamos con mucha azúcar glass.

Es un postre delicioso, con una amiga delicada y suave. pero no es un postre para impacientes jajaja




































Facebook
Twitter
instagram
pinterest
YouTube
google plus



Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:








28 comentarios:

  1. ¡¡Hola!! Qué bien, has inaugurado este fantástico Parandón que una vez al año nos une compartiendo recetas navideñas que nos aportan muchas ideas, aquí siempre es fácil encontrar recetas de todo tipo que nos puede ayudar en nuestro menú navideño. Bueno, yo soy de las que todavía no sabe qué postre hacer el día de navidad, así que todas las ideas me van a venir genial.
    Y bueno, tu pandoro tiene una pinta fantástica. Me gusta meterme en harinas y amasar, así que no hay problema por el tiempo empleado. He hecho casero el panettone pero el pandoro no, así que lo tengo pendiente, y al ver el tuyo, dan ganas de ponerse manos a la obra. Bonito viaje a Verona. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel! Yo al contrario que tu, hago veinte postres antes de Navidad para ver cual me quedo jajajaja. Este es laborioso pero no es dificil, si te animas, te saldrá genial. Un beso!

      Eliminar
  2. Holaaaaaaaaaaaaa, yo también participo pero en unos días jejejeje Yo soy mas de pandoro que de panettone y el tuyo es sencillamente espectacular. Yo lo tengo en mi lista de retos personales y algún día me atreveré! Por cierto, si quieres presentarlo como lo hacen en Italia, córtalo en rebanadas a lo ancho y colócalas una sobre otra giradas de forma que parezca un árbol de navidad, luego lo espolvoreas con el azúcar glas y listo! Tienes mucho mérito chica! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! No se me habia ocurrido esa presentación, debe quedar espectacular! Gracias y pronto veré tu receta! Un besazo!

      Eliminar
  3. Te ha salido de maravilla! La miga parece todo un sueño. Nunca he hecho una masa así, que lleve tantos amasados. Pero me imagino que eso hace que salga con esa miga. Qué delicia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que parte del secreto es como tu dices, los distintos amasados. Es una delicia cmerlo. Muchas gracias guapa!

      Eliminar
  4. Mari, me da mucha alegría que este año también estés participando del Parrandón, tu receta espectacular, me encanta la forma tan particular del pandoro y su molde. Nos has regalado una preparación deliciosa con sabor a Italia para disfrutar en estos días navideños.
    Muchas gracias nuevamente por tu interés de unirte con nosotras, muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias tengo que dartelas yo a ti por pensar en mi para este precioso evento. Estoy feliz de ver tantas recetas espectaculares. Un beso!

      Eliminar
  5. Has inaugurado el parrandón de una forma fantástica, no va a haber manera de superar este pandoro, pero como tampoco es la intención del proyecto, te felicito por esta receta tan elaborada y tan rica, y tan bien explicada por otra parte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lola, es mi segundo año y espero estar muchos más para seguir conociendo personas maravillosas y viendo recetas tan ricas como las que presentais vosotras. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Una propuesta espectacular para el Parrandón. Me gusta mucho el pandoro pero nunca me he atrevido, viéndelo en tu paso a paso parece hasta sencillo. ¡Me llevo mi trozo!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, es fácil, pero muy entretenido. Aunque la espera merece la pena, te lo aseguro. Besos!

      Eliminar
  7. Me parece que el resultado habla por sí mismo....vaya pinta....yo quierooooo. bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Marïa José, siempreces un placer ver tus recetas y en especial estas tan elaboradas, en Navidad no hay demasiadas cosas sencillas, lis Dulces son un poco complicados, nada para impacientes como bien dices. Me encantaría ver tu libro de Thermomix para dulces de Navidad... (envidia de la mala... ja, ja, ja.).
    Tu pandoro es espectacular, tiene tanto trabajo como su primo hermano el panettone, pero sin duda merece la pena. Me gusta mucho también tu molde, hace tiempo busqué los especiales altos y estrechos y no hubo manera.
    Bueno, me centro; mecalegra mucho verte en el Parrandón de Angélica, estoy deseando ver todas las recetas y guardarlas con cuidado para poder preparar todo lo que pueda y sea capaz de zamparme...
    Preciosa receta.
    Mil besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Patty, los dulces navideños son tan ricos que da igual el tiempo que se tarde en hacerlos. Lo malo es que nos los zampamos muy rápido jajaja. Me alegra verte por aqui! Un beso enorme!

      Eliminar
  9. Ya estamos en el Parrandón de nuevo, un alo mñas disfrutando muchísimo de todas las recetas. Me encnata el dulce que has elegido, con esa pinta y presentación que le has dado tan maravillosa. Encnatada de visitarte y de celebrar contigo un poquoto de nuestra Navidad. Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, me encanta participar en este evento tan entrañable, da lugar a conocer gente maravillosa y saborear recetas espectaculares. Un beso grande guapa!

      Eliminar
  10. Qué miga chica!! Y el molde precioso!!
    El parrandón se ha llenado de dulces y ya hemos engordando antes de Navidad jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Mi preferido de los panes típicos por esta época, el año pasado lo hice y fue amor total, claro bien dices que no está para impacientes, por ello mejor hacer bastante y aprovechar de esta delicia con todo y sus levados. Delicioso Parrandón que nos regalas, besos!!!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta como te queda, es trabajoso pero el resultado no hay más que verlo increíble, otra receta que me queda pendiente jejejeje
    la thx que buena es madre mía
    besitoss

    ResponderEliminar
  13. Ya lo creo que merece la pena aunque sea laborioso . Ya está a buen recaudo para ponerme con él en cuanto me sea posible.
    Una propuesta estupenda para nuestro Parrandón Navideño.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola, menuda delicia. Estas masas me encantan. Necesitan paciencia, pero vale la pena.
    Te ha quedado perfecto y estoy segura de que está muy rico. No lo conocía hojaldrado.
    Gracias por tu visita. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Dios amor total por el pandoro. Ya varias veces lo he visto por allí, que buen trabajo que lleva pero eso no es problema para mí, soy una enamorada de las masas. Me guardo tu receta que tarde o temprano cae, ya muchas personas me lo han recomendado.

    ¡Feliz parrandón!

    ResponderEliminar
  16. Hala, María José!!! Pedazo de pandoro!! Se ve delicioso y perfecto. Tengo ganas de hacer uno, ¿dónde has comprado el molde? Jeje! Yo soy culo veo, culo quiero, ¡jaja!!! La verdad es que lo probé una vez con salsa inglesa y nos encantó. A ver si estás navidades lo hago. Estupenda receta para el PArrandón. Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Mari, te quedó excelente y con muy buena amiga. Si que es laborioso, pero realmente vale la pena. Feliz navidad, me guardo tu receta

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola Marijose! que bien me ha venido ver tu paso a paso para ver el molde donde se hornea estos pandoros... tenía curiosidad estos días por verlo... y la verdad que no es muy común... No me suena de haberlo visto antes... El pandoro te ha quedado bien delicioso y una miga estupenda... Me llevo un cacho... Besos.

    ResponderEliminar