Bizcocho de mantecados (receta de aprovechamiento)



   
  No hay casa en la que después de Navidad  no sobre algún dulce de la fecha.
En mi caso sobra algo, no  mucho jajajaja, y en otras ocasiones es que simplemente las guardo para hacer alguna receta posterior. Es el caso del turrón blando, que siempre guardo alguna tableta para hacer helado o tartas más adelante.

En esta ocasión, no ha sido voluntariamente. Me han sobrado unos pocos mantecados, polvorones y roscos de vino que había que dar salida pronto.

Y como ya suelo hacer casi todas las navidades, los uso para preparar un bizcocho que queda realmente bueno.

Mantecados de cacao, polvorones y roscos de anís han sido los empleados para hacer este bizcocho que ha sido el regalo que a principio de año que le he hecho a los vecinos jajaa


INGREDIENTES:

250 gr de dulces navideños (mantecados, polvorones y roscos de anís)
4 huevos
1 yogur natural
100 ml de aceite de girasol
70 gr de azúcar
1 sobre de levadura


PREPARACIÓN:


Primero vamos a triturar los dulces 30 segundos a velocidad 4 en la thermomix o en una batidora.


Añadimos huevos, azúcar, yogur y aceite. Batimos 30 segundos a velocidad 4.

Incorporamos la levadura y volvemos a batir otros 20 segundos a velocidad 4.

Vertemos en un molde engrasado y horneamos unos 30 o 35 minutos a 180º. Comprobamos con un palillo para ver si está hecho.

Una vez frío, desmoldamos y decoramos con azúcar glass. Queda super jugoso y extratierno.

    




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Empanadillas de queso y dulce de membrillo



   
   Tengo la suerte de tener unos compañeros y compañeras maravillosos.
  Cada año se presentan algunos nuevos compañeros que, la mayoría de las ocasiones, solo están con nosotros un curso.

Pero no es necesario mucho tiempo para darse cuenta de la calidad humana y profesional de todos ellos.

Este año han llegado varios profes nuevos, todos estupendos, pero yo tengo como "vecina de rellano" a una cordobesa afincada en Málaga que es una preciosidad de persona.

Ya al principio de curso me regaló una botella de aceite de su pueblo. Una delicia perfecta para las tostadas y ensaladas. 

Y hace unos días apareció con una cajita metálica que contenía un auténtico manjar: dulce de membrillo.

¡Madre mía! ¡Cómo está de bueno! Cuando llegué a casa lo probé y me relamía de gusto.

Es una exquisitez a la que tendré que dar salida en algunas preparaciones, porque si me descuido acabo con él en una sentada.

Así que la primera receta en la que lo he usado es en estas empanadillas rellenas de queso de cabra y dulce de membrillo. Una combinación que por sí sola ya es divina, pero que con el exterior crujiente de las obleas de empanadillas, ya no digo más...

Voy a darle las gracias a mi compi Ana por este riquísimo regalo con esta primera receta. Y vendrán más...


INGREDIENTES: para 8 empanadillas

16 obleas de empanadillas
200 gr de queso de cabra en rulo
100 gr de dulce de membrillo
semillas de sésamo
1 huevo batido

PREPARACIÓN:


Estos son los ingredientes ya preparados.

Primero vamos a desmenuzar el queso de cabra.

Sacamos las obleas y vamos poniendo en medio un poco del queso desmenuzado.

Cortamos láminas del dulce de membrillo y lo ponemos encima del queso.

Ponemos otra oblea encima y sellamos los bordes con un tenedor. Pintamos de huevo y espolvoreamos sésamo encima. Al horno 20 minutos a 180º.

   ¡Calentitas están riquísimas!


    Una combinación deliciosa.


    





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:







Tortas almendradas




La primera intención era hacer pastas.
Pero no me imaginaba yo que la masa iba a cobrar vida y crecer como ha crecido. Así que las "pastas" las tuve que rebautizar como "tortas". Pero unas tortas finitas, super crujientes y deliciosas. 
A algunas les he puesto cobertura de chocolate y ya ha sido morirme de gusto. 
Son rápidas de hacer y con pocos ingredientes. Perfectas para el cafelito de la tarde.
Os recuerdo que podeis ver esta receta en mi cuenta de Instagram y de Tiktok en forma de vídeo.


INGREDIENTES:

1 huevo
120 gr de almendra en granillo
100 gr de azúcar
25 gr de harina de almendra
1 cucharadita de levadura química


PREPARACIÓN:


Ingredientes preparados.



Batimos el huevo con el azúcar.

Agregamos la harina de almendra y la levadura y  seguimos batiendo.

Incorporamos la almendra en granillo, que esté cruda, no tostada. Volvemos a mezclar bien.


En una bandeja con papel de horno, ponemos cucharadas de la mezcla. Aquí debo deciros que en el horno crecen mucho, así que haced montoncitos pequeños. Se me olvidaba, aunque pongais papel de horno, engrasadlo un poco pues si no se pegan.


Horneamos a 180º unos 8 minutos. Hasta que las veamos doradas pero tiernas. Mirad cuanto han crecido. Fuera del horno, las dejamos en una rejilla enfriarse y se vuelven crujientes. Pero a la hora de manipularlas en caliente tened cuidado que se parten.

Luego derretiremos 50 gr de chocolate para postres y pintamos la mitad. Yo dejé algunas sin bañar en chocolate.

    Las que dejé tal cual están muy buenas, dulces y crujientes.


    Pero las que están bañadas en chocolate ¡son un placer!
























Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Cestitas de calabacín y nueces



    
 ¡Vaya entrante resultón os traigo hoy!
Facilito, rico y medianamente rápido. Porque si tenemos en cuenta el horneado sólo tardaremos 30 minutos en hacerlos. Os lo recomiendo. Pueden ser un entrante perfecto para cualquier menú, no sólo de una comida festiva, también de una cena informal, un cumpleaños familiar o...¿Por qué no? de diario.

Yo te dejo la receta (que saqué de una revista pero he versionado a mi manera) y tú decides cuando prepararla. 

Te recuerdo que puedes ver esta receta en mis cuentas de Instagram y Tiktok en forma de vídeo, y ya si eso me puedes seguir si te apetece...

INGREDIENTES: Para diez cestitas

1 lámina de pasta brisa
1 calabacín pequeño
1/2 cebolla
1 huevo
50 gr de nata para cocinar
50 gr de queso de untar (yo puse philadelfia light)
sal y pimienta la gusto
12 o 15 nueces peladas


PREPARACIÓN:


Tenemos los ingredientes listos para trabajar mejor.


Extendemos la masa brisa y cortamos con un vaso círculos.


En un molde de muffins que habremos pincelado con aceite ponemos los círculos y acomodamos para formar las cestitas. Las pinchamos por el fondo y horneamos a 180º unos 7 u 8 minutos. Que no se doren porque luego las volveremos a hornear.


Mientras tanto, vamos a pochar en una sartén con un poco de aceite la cebolla muy picadita. 


Cuando lleve unos minutos, echamos el calabacín pelado y troceado pequeño. Dejamos que se rehogue y sazonamos al gusto,


En un recipiente batimos el huevo con la nata y el queso. Añadimos el sofrito de calabacín y la cebolla más las nueces troceadas. Reservamos tres o cuatro nueces.

Sacamos las cestitas del horno y con cuidado vertemos un poco del relleno en cada una. Ponemos unos trocitos de nueces picadas en cada una. No importa si sobresalen de la pasta brisa, se cuajarán en el horno y quedarán muy bien. Volvemos a meter en el horno a 180º unos 20 minutos.

    Dejamos templar antes de desmoldar. Un entrante muy resultón que se puede comer fío o caliente, pero a mi personalmente me gustó más en caliente.



     Quedan crujientes por la base, con un relleno cremoso y con un toque crunchy de las nueces.

   




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email: