Bombones de mazapán crujiente


   
   Vuelvo a traer un postre navideño, lo siento, es lo que toca, jejeje
Son unos bombones super fáciles de hacer, ricos, rápidos, sin gluten para que los puedan comer todos y si usamos chocolate negro también serían aptos para los intolerantes  a la lactosa (comprobad bien los ingredientes).

Son de una revista antigua, este mes estoy sacando muchas ideas de hace años. Lo que no sé es como se me había pasado esta receta por alto...

He hecho algunas modificaciones, sobre todo en el relleno de avellanas y en el exterior de almendritas crujientes. En la receta original no estaban y me parece que es un cambio muy favorecedor.

Os voy a dejar otra idea navideña que tenía en el blog y que están igualmente riquísimos, son estas trufas de turrón y chocolate

Últimamente estoy haciendo las recetas también en versión vídeos rápidos, de apena un minuto. Los podéis ver en mi cuenta de Instagram o Tiktok, y si de paso os animáis a suscribiros, os doy las gracias eternas.


INGREDIENTES: Para unos 25 bombones

100 gr de chocolate negro sin azúcar 70% (podéis poner el chocolate que más os guste)
125 gr de almendra molida
125 gr de azúcar glass
20 ml de zumo de naranja
ralladura de naranja
avellanas tostadas enteras (una por bombón)
100 gr de almendritas crocantis (aproximadamente)


PREPARACIÓN:



Preparamos los ingredientes.


Ponemos los ingredientes de la masa en el vaso de la thermomix: harina de almendras, azúcar glass, ralladura de naranja y zumo. Mezclamos veinte minutos a velocidad 6.


Ya está la masa, queda pegajosa, pero se puede manejar.


Sacamos la masa y la ponemos sobre film transparente.

Hacemos un rulo y lo dejamos en la nevera una hora.


Con las manos humedecidas en agua, cogemos porciones del tamaño de una cucharilla y la aplastamos en la palma de la mano. Colocamos una avellana en el centro y damos forma de bola.


Una vez hechas las bolitas las dejamos en el congelador una media hora, no más.


Fundimos el chocolate en el microondas a intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente fundido. Metemos los bombones en el chocolate y damos vueltas hasta que se cubra por todos lados. Os he puesto una cantidad aproximada de chocolate, tal vez necesitéis más.


Las ponemos en cápsulas de trufas y colocamos las almendritas crocantis encima. Como los bombones están fríos, el chocolate se endurece prácticamente al momento.


La otra opción es echar las almendras crocantis directamente en el chocolate y rebozar las bolitas, quedan geniales así.


    ¡No sé cual de las dos versiones me gusta más!


   ¡Perfectos para la sobremesa! Gustará igual a chicos y mayores. El interior es cremoso y con el toque de la avellana y el exterior crujiente y maravilloso.

     



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





1 comentario:

  1. Buenas tardes
    Feliz Año !!!!!
    No se cocinan en el horno enningun momento ?
    No estan crudos ?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar