Tortilla de patatas con cebolla caramelizada




    ¡Qué buena está la tortilla de patatas!
No conozco a nadie que no le guste. Los habrá que la prefieran con cebolla o sin cebolla, pero el plato en sí, gusta a todos. Además de que es un plato económico, muy socorrido y perfecto para llevar. ¿Qué excursión o pic nic no hemos hecho que no lleve tortilla?

La tortilla que traigo hoy tiene un toque especial. Pues bien, a esta tortilla le hemos añadido  cebolla caramelizada y el toque que le da a la tortilla es brutal. Un puntito dulzón que le va divino. Os aseguro que merece la pena probarla.

INGREDIENTES:

3 patatas
4 huevos
1 pellizco de sal
cebolla caramelizada al gusto (ver receta aqui)

PREPARACIÓN:

Vamos a hacer la tortilla como tengamos por costumbre. Cortamos las patatas en cuadraditos, las salamos y freímos en aceite caliente hasta que estén más o menos doradas.


Las sacamos de la sartén, escurrimos del aceite y las mezclamos con los huevos batidos.

Agregamos la cebolla caramelizada al gusto, yo puse tres cucharadas bien hermosas. Mezclamos.
                                 


Y la cuajamos en la sartén con un poco de aceite. Primero por un lado y cuando veamos que los bordes se despegan de la sartén, damos la vuelta y cocinamos por el otro lado.

No sé a vosotros, pero a mi la tortilla me gusta calentita. 







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:










Mini bizcochitos de avena y clara de huevo






   
   No sé a vosotros, pero a mi, después de comer me entra siempre unas ganas de dulce...
Y no puede ser que a diario una se atiborre de dulce porque el verano ya ha llegado y como decía una amiga mía... "la licra es mi enemiga" jajajaja

El caso es que los fines de semana es cuando mas antojo me entra, por eso de que paso mas tiempo en la casa, la tele, el aburrimiento (todo cuenta)... y aunque procuro no tener nada para no caer en la tentación, hay ocasiones que me puede la ansiedad.

Este domingo me pasó. No quería pero al final no conseguí sacarme de la cabeza la necesidad de algo dulce, así que decidí prepararme algo ligerito y que me saciara hasta la hora de la cena. Miré en la cocina y pensé Con esto puede que salga algo decente jajaja.

Y allá que me puse. Encendí el horno, enchufé la thermomix y le eché cuatro cosas, sin mucha esperanza de que saliera bien, pero salió. Unos mini bizcochitos super ricos, rápidos y que me calmó el hambre/antojo durante unas horas.

Hice poca cantidad, claro porque no quería tener una docena de pastelitos dando vuelta por la encimera. Sólo quería lo justo para ese ratito. Así que si os animáis a probarlos y queréis más cantidad, tendréis que doblar o triplicar las cantidades.

INGREDIENTES: Para tres mini bizcochitos

50 gr de clara de huevo (yo la usé pasteurizada, pero puede ser mas o menos una clara de huevo tamaño L)
10 gr de estevia en polvo (1 cucharada sopera más o menos)
50 gr de harina de avena sin gluten sabor vainilla ( o harina de avena normal y vainilla liquida)
1/2 cucharadita de canela 
1/2 cucharadita de levadura química 

PREPARACIÓN:


Ponemos la clara de huevo con la estevia en el vaso de la thermomix (o de una batidora) y montamos 1 minuto y medio a velocidad 4 1/2.

Tiene que quedar así más o menos.

Añadimos la avena, levadura y canela. Si usáis harina de avena neutra añadiremos ahora la vainilla también. Vamos a batir 30 segundos a velocidad 4.

Vertemos en los moldes de mini bizcochitos. Horneamos a 170º unos diez minutos o incluso ocho o nueve minutos. Lo suyo es probar con el palillo cuando están hechos.

    ¡Y ya tengo mi merienda express!

   Para un antojo o momento de ansiedad son ideales, sacian y no tienen muchas calorías.

   



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Salmorejo de naranja y bacalao



   

   Desconocía por completo esta receta, y es un descubrimiento.
Me la ha pasado mi comercial de Thermomix, que a su vez se la pasó su madre, por lo que deduzco que es una de esas recetas tradicionales, antiguas que a veces, si no se rescatan se van perdiendo en el tiempo.

Me alegro de haberla descubierto, es un salmorejo distinto al que estamos acostumbrados, no lleva tomate y tiene un sabor delicioso. No es el sabor típico de esta crema andaluza, pero sin duda es un plato exquisito. Creo recordar que también se le denomina " salmorejo de invierno" quizá porque es el mejor momento para las naranjas. 

INGREDIENTES:

250 gr de zumo de naranja natural
200 gr de pan del día anterior
90 gr de aceite de oliva virgen
1 cucharadita de sal
1 diente de ajo

Para acompañar:
migas de bacalao desalado

PREPARACIÓN:

Cortamos el pan a rodajas y lo ponemos en el vaso de la thermomix o de la batidora que vayamos a usar, junto al zumo de naranja, el ajo y la sal. Trituramos 30 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos de las paredes del vaso hacia abajo.


Ahora ponemos la máquina en marcha a velocidad 10 durante unos dos minutos y mientras vamos echando el aceite por el bocal para que caiga en forma de hilo.Reservamos en la nevera.


    Pasamos por una sartén con un poco de aceite las migas de bacalao y las desmenuzamos para acompañar a nuestro salmorejo. ¡Buen provecho!


    



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email: