Jamoncitos de pollo al horno con patatas



 


   Las cazuelas de barro son un recipiente muy usado por nuestras madres y abuelas.


   Yo recuerdo cuando era pequeña y  se usaban mucho para almacenar las aceitunas que se aliñaban en casa, el lomo en manteca, para cocinar las gambas al pilpil, el arroz...¡que recuerdos!

Mi madre tiene cocina de gas, ahí es mucho más fácil el uso de las cazuelas de barro. De hecho cuando vamos a su casa a comer a veces seguimos haciendo el arroz en una cazuela enorme que ella tiene.

Pero yo tengo cocina de inducción y en ella no he podido nunca cocinar con recipientes de barro, así que cuando las chicas de La Cocina Typical Spanish propusieron este mes la elaboración de una receta en cazuela de barro, ya me veía cocinando en casa de mi madre jajaja.

La idea de este reto la ha propuesto el blog anfitrión Andreita come de todo

Al final no ha hecho falta. He usado el horno para preparar unos jamoncitos de pollo con patatas. Receta simple, si, pero super rica y muy propia de mi casa, aunque siempre la había hecho en olla normal, el resultado ha sido buenísimo.

Y ya paso a poneros la receta para este reto de #SiCorreNadaOVuelaALaCazuelaTS


INGREDIENTES:

4 jamoncitos de pollo
2 patatas medianas
1 cebolla
6 dientes de ajo
50 ml de aceite de oliva
150 ml de vino blanco
1 pastilla de caldo concentrado
sal y pimienta al gusto
1 cucharada de sazonador de pollo (es una especia que venden en supermercados)
1 cucharada de tomillo seco
1 cucharada de romero seco





PREPARACIÓN:

Cortamos las patatas a rodajas no muy finas y las cebollas en tiras.

Ponemos un poquito de aceite en la cazuela de barro, solo para que no se peguen las patatas. El resto de aceite lo reservamos.

Colocamos las patatas y la cebolla y salpimentamos.

Encima ponemos los jamoncitos de pollo que habremos sazonado con sal y pimienta y el sazonador de pollo.

Damos un corte a los ajos con piel sin llegar a cortarlos del todo. Los echamos a la cazuela.
Vertemos sobre el pollo el resto del aceite y  espolvoreamos el tomillo y el romero seco por encima.

Por último, desleimos la pastilla de caldo concentrado en el vaso de vino y lo echamos encima de los jamoncitos.

Horneamos a 180º unos 50 o 60 minutos, Hasta que veamos la carne dorada y las patatas tiernas. Os recuerdo que a mitad de cocción debemos dar la vuelta a los jamoncitos y regar con el caldo que haya en la cazuela.



Cortamos las patatas en rodajas no muy finas y la cebolla en tiras. Lo ponemos todo en la cazuela de barro con un pelín de aceite.Sazonamos con sal y pimienta.

Sazonamos los jamoncitos con sal y pimienta, más el sazonador de pollo. Echamos el aceite que teníamos encima y espolvoreamos con las hierbas.

Disolvemos la pastilla de caldo concentrado en el vino y lo echamos por encima. Colocamos los ajos alrededor.

Al horno. A mitad de cocción damos la vuelta para que se dore por todos lados.
   
   Al acabar, tendremos un guiso de pollo asado delicioso.


    Y un acompañamiento de patatas y cebolla exquisito.
 
    Y todas las recetas que participan las tienes reunidas aquí






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





22 comentarios:

  1. Que rico tiene que estar!! y en cazuela de barro mucho más!! Buena elección. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta, seguro que estaba muy rico. Muy buen reto, besos

    ResponderEliminar
  3. He comido antes de venir a ver esta maravillosa receta. No quería marearme jeje
    Qué dorado más apetecible. Para mi es una receta de esas para triunfar ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, hay que venir siempre comido para no caer en la tentación jejeje. Besitos!

      Eliminar
  4. Siempre te puedes conformar con el horno para quitar la gusa de cocinar en barro en tu casa, si no ya sabes que hay una placa difusora que traspasa el calor de la inducción a la cazuela. Si le coges el gusto le puedes sacar mucho partido. 😉
    Aún así, no se te ha dado nada mal el tema, menudo plato rico que has preparado. Ésto un Domingo con toda la familia en la mesa es un acierto seguro.
    Te agradezco muy mucho que hayas participado en el recopilatorio #SiCorreNadaOVuelaALaCazuelaTS
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Se ve buenísimo y seguro que lo estaba . Bs

    ResponderEliminar
  6. Estoy segura que nadie protesta cuando ve este palto en la mesa. Delicoso y completo, un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Aunque sea en el horno el sabor que da la cocina en barro es siempre mejor que en cualquier otro recipiente, vamos tu pollo para ponerle un piso jeje,besos

    ResponderEliminar
  8. Que bonitos son los recuerdos de nuestras abuelitas cocinando en las cazuelas de barro, y que rico estaba todo!! Estos jamoncitos se ven deliciosos María José, todo eso tostadito que queda en la cazuela me chifla!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  9. Deliciosas esas cazuelitas de barro.......super jugoso esos jamoncitos¡¡
    Besitos y feliz S santa¡¡

    ResponderEliminar
  10. En el horno yo uso mucho una cazuela grande de barro que tengo y da muy buen resultado, la verdad. El pollo, en concreto, sale con un gusto muy especial cuando se cocina ahí, así que tu apuesta ha sido todo un éxito porque, además, tiene una pinta deliciosa.
    Muchas gracias por unirte al reto un mes más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar