Tiffin cake


  Vaya tarta rara esta, es una mezcla de tarta de galletas y puding de chocolate, todo mezclado, pero muy bueno. 

Este es otro de los postres que llevé a mi cole para celebrar mi santo, y es el culpable de que hiciera el bizcocho de chocolate y remolacha, ya que al acabar de preparar el tiffin, no me quedó muy allá y decidí hacer otra cosa más.

Pero me equivoqué, a pesar de su aspecto, es un postre muy bueno, denso, eso si, con un solo trocito te quedas harta, pero como era para compartir...


La receta la saqué de la cuchara caprichosa, y aunque ella no lo explica, investigué y parece ser que es un dulce de origen americano y ya se sabe los americanos si no engorda, no es bueno.

INGREDIENTES

50 g de pasas sultanas
75 g de dátiles sin hueso
 Zumo de naranja.
200 g de chocolate negro
125 g de mantequilla
150 g de miel.
250 g de galletas Digestive

-Para la cobertura

100 g de chocolate negro
50 g de chocolate blanco

PREPARACIÓN:

Trocear los dátiles deshuesados durante 3 segundos a velocidad 3. Hacer lo mismo con las uvas pasas y agregar el zumo de naranja  y dejar macerar durante 30 minutos.
Mientras forrar la base de un molde desmontable con papel de hornear. Reservar.
Sin lavar el vaso poner el chocolate, trocarlos durante 10 segundos, velocidad progresiva 5-7-9. Bajar los trocitos hacia las cuchillas y agregar la mantequilla y la  miel. Programar 5 minutos, 37º, velocidad 2.
Cuando los ingredientes estén derretidos agregar las galletas troceadas, los frutos macerados y cuatro cucharadas del zumo de macerar los frutos. Mezclar bien con la espátula para que todos los ingredientes queden integrados.
Volcar la mezcla en el molde reservado. Distribuirla y alisar la superficie. Dejarla enfriar durante 2 hora en la nevera.
Transcurrido el tiempo poner en el vaso limpio el chocolate blanco. Derretirlo durante 3 minutos, 37º, velocidad 2. Retirar y reservar templado.
Sin lavar el vaso colocar el chocolate negro. Rallar durante 10 segundos a velocidad progresiva 5-7-9. Bajar los trocitos hacia las cuchillas, programar 4 minutos, 37º, velocidad 2.
Una vez derretido, volcar primero el chocolate negro sobre la tarta y distribuirlo por toda la superficie. Sin dejar enfriar añadir el chocolate blanco y hacer círculos con un palillo.




Cortamos los dátiles y reservamos.

Hacemos lo mismo con las pasas.


Lo ponemos todo a macerar en zumo de naranja. La receta original ponía Cointreau, pero a mi no me gusta.


Pulverizamos el chocolate.

Le añadimos la mantequilla para derretirlo.


Mientras troceamos las galletas, trozos no muy pequeños.

Y las mezclamos en un bol grande con el chocolate derretido.

Le echamos los frutos secos con un poquito del zumo de naranja (unas cuatro cucharadas)

Y lo ponemos en un molde alargado forrado con papel vegetal (para poder desmoldar). La dejamos un par de horas en la nevera.


Derretimos los dos chocolates en el micro, en tandas de 30 segundos. Os recomiendo añadir alguna grasa (nata, mantequilla...) si no se os quedará una cobertura muy dura cuando se enfríe. Eso es lo que me pasó a mi.

Vertemos primero el chocolate negro.

Alisamos.


Antes de que se seque echamos el chocolate blanco.

Y con un palillo hacemos ondas.


  ¡ El dibujo tan psicodélico que me ha quedado!


   Cuando intenté cortarlo, la capa de chocolate de la cobertura estaba muy dura y me costó trabajo.


    Pero pude cortar un trocito medio decente. Aquí se ve la cobertura, algo dura, pero comible, eh?
  Un delicioso pastel de chocolate con el toque crujiente de la galleta y el sabor de los frutos secos.

2 comentarios:

  1. Bueno, eso de que con un trocito te quedas harta es muy relativo... ¡¡Está buenisísísímo!! Creo que es el que más me ha gustado de todos los que he probado, que son muchos y muy buenos todos; pero como este, ninguno;-). ¡¡Gracias!!

    ResponderEliminar