Bizcocho de limón y galletas (sin lactosa)







Hace unos días fue mi cumpleaños. Cayó en un dia laborable y me apetecía celebrarlo con mis compañeros del cole.


No tenía mucho tiempo el día antes para hacer algo muy elaborado, pero para un bizcocho siempre hay tiempo. Así que me puse a ver si tenía los ingredientes necesarios teniendo en cuenta que varias de mis compañeras tienen intolerancias alimenticias. Y mira que bien, que tenía casi de todo lo que necesitaba. Y digo "casi de todo" porque no tenía suficiente cantidad de harina de espelta que es la que podía tomar una de mis amigas. Pero tenía galletas sin gluten y sin lactosa que trituradas se convirtieron en la "harina "que me faltaba.

En fin, un bizcocho sencillo, con ingredientes especiales, porque mis compañeros son únicos y especiales para mi. Creo que les gustó, o al menos disimularon muy bien, porque del bizcocho no quedaron ni las migas.

INGREDIENTES:

100 gr de galletas sin gluten y sin lactosa
2 yogures de soja natural
300 gr de azúcar
6 huevos
150 ml de aceite de oliva suave
15 ml de zumo de limón
ralladura de un limón
300 gr de harina de espelta
1 sobre y medio de levadura química marca Hacendado (no tiene gluten)

Azúcar glass para decorar




PREPARACIÓN:

Primero tenemos que pulverizar las galletas hasta hacerlas polvo. Lo podemos hacer con una batidora o picadora eléctrica, o con thermomix. En este caso trituramos 15 segundos a velocidad 8-10. Reservamos.
Ponemos los huevos, azúcar, aceite, zumo y ralladura de limón y los dos yogures en el vaso de la thermomix y batimos bien 30 segundos a velocidad 5. 
Añadimos la harina, levadura y el polvo de galletas y volvemos a batir muy bien 30 segundos a velocidad 5 hasta tener una mezcla homogénea. Se puede hacer todo esto con una batidora normal.
Vertemos la mezcla en un molde desmoldable (el mío es de 26 cm) que habremos engrasado con un poco de margarina de soja y espolvoreado con harina de espelta. LLevamos al horno, con calor arriba y abajo, sin ventilador, 180º. Horneamos una hora, a los 45 minutos podemos pinchar con un palilllo el centro y ver si sale limpio. Entonces ya estaría listo. Lo dejamos enfriar dentro del horno apagado y con la puerta entreabierta. 
Al servir adornamos con azúcar glass.

NOTA: Podemos usar ingredientes habituales como yogures normales, galletas tipo María y harina de trigo. Mi elección de este tipo de ingredientes es por las características de mis amigas. Si no tenéis problemas de intolerancias podéis usar lo que tengáis por costumbre.



Primero se trituran las galletas y se reservan.

Ponemos los huevos, azúcar, yogures, aceite, zumo y ralladura de limón. Batimos todo.

Añadimos harina, galletas molidas y levadura. Volvemos a batir.

Vertemos la mezcla en un molde engrasado. El mio era grande de 26 cm. Os da para doce o catorce raciones (o menos si sois muy hambrones jejeje). Horneamos.


    Al desmoldar, ya en frío, podemos adornar con azúcar glass.


    Un bizcocho muy esponjoso, con un sabor suave y delicado. ¡Os gustará!






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios:

  1. Muchísimas felicidades!!! Tus compañeros estarán encanatdos contigo, no me extraña que n quedase nada, es una verdadera delicia!!

    ResponderEliminar