Tarta de queso en hojaldre



 


Me pierden las tartas de queso y adoro el hojaldre.

Pero juntar en la misma receta las dos cosas no se me había ocurrido antes. Por eso cuando vi esta receta en internet pensé...tengo que hacerla.


Y dicho y hecho. Solo 24 horas después la estábamos probando en casa de mi madre.

Os he puesto el enlace de donde saqué la idea original. Aunque he de reconocer que la elaboración y los ingredientes los he cambiado un poco, asi que os dejaré mi versión y en el enlace tenéis la receta original que estoy segura de que estará deliciosa, pero de la que puedo dar fe es de la mía y esta es una exquisitez.De verdad.

INGREDIENTES:

1 lámina de hojaldre
500 gr de queso fresco batido 0%
3 huevos
70 gr de azúcar
100 gr de leche condensada
40 gr de harina de maíz (Maicena)

Para adornar:


Azúcar glass o mermelada de fresa






PREPARACIÓN:

Extendemos la lámina de hojaldre. Cortamos un circulo del tamaño del fondo de un molde desmoldable (el mío era de 22 cm). Ponemos el circulo de hojaldre en el fondo y con el resto del hojaldre vamos a cortar dos tiras anchas para forrar los laterales. Damos unos pellizquitos al hojaldre para unirlo bien y reservamos en la nevera.

Preparamos el relleno, yo he usado la thermomix pero podemos hacer todo el proceso con una batidora eléctrica.

Ponemos los huevos, el azúcar y la leche condensada en el vaso y batimos bien 2 minutos a velocidad 3 1/2.

Añadimos el queso fresco y volvemos a batir 20 segundos a velocidad 3. Incorporamos por último la maicena y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.

Sacamos el molde con el hojaldre, lo pinchamos para que no suba mucho y vertemos la masa encima. Llevamos a horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo, sin ventilador. Horneamos durante 50 minutos. A mitad de cocción tapamos con cuidado con papel aluminio para que el hojaldre no se queme mucho.

Al acabar el tiempo de cocción dejamos que se enfríe un poco y la guardamos en la nevera unas horas, así acaba de cuajarse.

La servimos espolvoreada con azúcar glass o con mermelada de fresa.




Cortamos un círculo de hojaldre del tamaño de nuestro molde.

Forramos el molde con el resto del hojaldre y pellizcamos para unir las juntas. Dejamos en la nevera.

Batimos los huevos con el azúcar y la leche condensada.

Agregamos el queso fresco batido y batimos.

Por último incorporamos la harina.

Vertemos en el molde y horneamos. Dejamos enfriar y a la nevera.Podemos cubrir la tarta con el hojaldre que sobresale de los lados o dejarlo así, pero al desmoldar veréis que se os va a quedar ese hueco .


 Y al desmoldar podemos adornar con azúcar glass o con mermelada. A vuestro gusto.  



    Como es habitual en estas tartas, suelen hundirse un poco al enfriarse. Al llevar el hojaldre se queda un hueco, pero aun así queda divina.




   



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





6 comentarios:

  1. Hola, me parece una gran idea ponerla en hojaldre, una deliciosa manera de variar. la prsentación queda muy bien, Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa, variamos de la base de galletas clasica. Besitos!

      Eliminar
  2. Hola guapa, pues me parece una idea muy acertada, las bases de galletas con mantequilla están bien pero el hojaldre es más elegante. Queda ideal. 👏👏👏

    ResponderEliminar
  3. Hola, que tipo o marca de queso fresco utilizas? estoy deseando hacerla-

    ResponderEliminar