Tarta de queso baja en calorías



 


   El título debería decir tarta de queso baja en calorías, sin azúcar y riquísima.


 Pero era muy largo, así que lo he dejado en tarta de queso baja en calorías, pero que quede constancia que de todo lo demás: no lleva azúcar y está buenísima.


Tan buena que si no controlo bien, me como mas de un trozo con lo cual ya no sería baja en calorías jajaja.

Esta es otra receta que me pasó mi nutricionista. Sabe que soy muy golosa y que para calmar la ansiedad por el dulce lo mejor es hacerlos en casa y controlar lo que lleva. Y esta lleva ingredientes 0% en azúcares y bajos en grasa.

Es importante usar este tipo de ingredientes si queremos que la tarta sea light, claro que si no estamos a dieta y no nos importa comer unas cuantas calorías más podemos usar ingredientes normales.

A ojo, calculamos unas 85-90 calorías por ración,teniendo en cuenta que he usado un molde de 18 cm y he hecho 6 porciones. Si cortamos menos porciones, serán mas calorías. Es de lógica.

INGREDIENTES:

500 gr de queso fresco batido desnatado 0%
12 galletas María 0% azúcar
35 ml de leche desnatada
4 láminas de gelatina neutra
2 cucharaditas de sacarina liquida
1 cucharadita de vainilla liquida
50 gr de mermelada de frambuesa light





PREPARACIÓN:

Comenzamos triturando las galletas en la thermomix 10 segundos a velocidad 10.
Añadimos la leche y mezclamos 20 segundos a velocidad 3. Ponemos esta mezcla en el fondo de un molde desmoldable de 18 cm (en un molde mas grande no quedaría bien).

Os advierto que la pasta de galletas es muy densa y cuesta extenderla bien para que ocupe todo el fondo. Pero se puede, solo hay que ser paciente y extender con cuidado.

Reservamos en el congelador mientra hacemos la mezcla de queso.

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Colocamos el queso fresco batido en el vaso de la thermomix y calentamos 4 minutos, a 70º y velocidad 2.

Al acabar agregamos la sacarina y la vainilla y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.

Incorporamos las hojas de gelatina neutra bien escurridas y volvemos a mezclar 20 segundos a velocidad 3.

Sacamos el molde del congelador y vertemos esta mezcla. Dejamos cuajar unas horas. Antes de desmoldar colocamos por encima la mermelada de frambuesa.

SIN THERMOMIX:

Machacamos las galletas con un rodillo y las mezclamos con la leche hasta formar una pasta que pondremos en el fondo de un molde de 18 cm. Guardamos en el congelador.

Ponemos el queso en un cazo y calentamos a fuego muy suave removiendo. No debe hervir. Cuando esté caliente, añadimos la sacarina y la vainilla. Removemos e incorporamos fuera del fuego la gelatina escurrida. batimos enérgicamente para integrarlo todo y vertemos sobre el molde con la base de galletas. Dejamos enfriar y esperamos unas horas a que cuaje bien antes de servir con la mermelada encima.



Trituramos las galletas.

Las mezclamos con la leche.

Y forramos un molde con esta pasta. Tendrá que ser un molde de no mas de 18 cm. Reservamos en el congelador.

Mientras se hidratan las hojas de gelatina, ponemos el queso fresco a calentar. Este es el que he usado



 Y cuando esté caliente añadimos sacarina, vainilla y las hojas de gelatina. Todo bien mezclado.

Lo echamos sobre la base de galletas y dejamos cuajar unas horas.


    Y justo antes de servir cubrimos con la mermelada.

   Y ya tenemos un estupendo postre bajo en calorías para que disfrutemos sin pena.
 




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





10 comentarios:

  1. Muy rica y facíl esta tarta de queso me parece que me llevo un trozo para la cena¡¡
    Besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Una adaptación perfecta para los que anden cuidándose un poquito!
    Te ha quedado con muy buena pinta, yo seguro que me comería más de un trozo, jejeje...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Una tarta con esa pinta y encima baja en calorías....pues para qué pedir más...me apunto!!!
    bs

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, parece mentira con la pintaza que tiene esta tarta y resulta que encima es baja en azúcar y con menos calorías. Creo que es todo un acierto. Yo también siempre suelo quitar bastante azúcar de mis recetas , no me gusta mucho el azúcar y la repostería de pastelería inundada en azúcar tampoco. Asi que tu tarta me encanta. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que reconocer que el azucar me pierde jajaja, pero con esta tarta no la echas de menos. Un beso!

      Eliminar
  5. Me apunto tu receta, pero la haré sin la base de galletas, por cuidar un poco más la dieta.

    ResponderEliminar