Pan cañada dulce






  Cada vez que me invitan a un taller de thermomix, voy sabiendo que me traigo recetas nuevas.


  Antes, en los talleres nos dejaban probar lo que se cocinaba. Ahora no, por cuestiones de salud e intolerancias alimentarias, vemos como queda el plato al final pero no nos dejan catarlo.


Y eso es una desventaja, porque está claro que si lo pruebas te aseguras que puede ser una receta del gusto de tu gente.

Pero hace unas semanas me invitaron a lo que llaman "una experiencia gastronómica" y prepararon este pan cañada.

Nada más ver como se preparaba sabía que lo iba a hacer en breve. Y ya lo he preparado. No una vez, sino dos. Un pan cañada para mis vecinos Mª Angeles y Antonio, que me sirven muchas veces de conejillos de Indias, y otro para mi familia.

En ambos casos os diré que nada más verlo, lo han identificado como "torta de aceite" y es que realmente es lo que parece. Y en otra cosa más han coincidido todos: ¡está buenísimo! 

De hecho, mi hermano y mi sobrina Sara decían: "es que no puedes dejar de comerlo" jajaja

No es que me quieran mucho (que me quieren) es que es absolutamente cierto. Este pan está tan rico que un trocito te va a saber a poco. Cuando lo hagas , te invito a que me lo digas.

Tengo que avisaros, por si sois clientas de thermomix y habéis asistido a este taller o tenéis la receta, que yo he hecho algunos cambios que sin duda lo han mejorado. Porque este pan no lleva azúcar en la masa solo por fuera, por lo que por sí mismo es un pan soso.

Pero yo le he añadido un poco de azúcar en la masa y matalauva (granos de anís) también en la masa y por fuera que es un ingrediente que me provoca nostalgia de años infantiles con ese olor tan característico que me recuerda a mi madre haciendo roscos.. 

El caso es que estos cambios han dado un sabor y un olor increíblemente rico que merece la pena probar.

Otro cambio que he añadido es el tiempo de levado. La receta original, tiene un levado breve de 30 minutos a temperatura ambiente. Yo he dejado que leve dentro del horno apagado, después de haberlo calentado suavemente.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

Para la masa: 

220 ml de agua
25 gr de levadura fresca
400 gr de harina de fuerza
30 ml de aceite de oliva suave
45 gr de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharada de matalauva (anís verde)

Para decorar:

30 ml de aceite de oliva suave
20 gr de azúcar
1 cucharada de matalauva





PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 50º grados y cuando alcance la temperatura lo apagamos.

Preparamos la masa poniendo en el vaso de la thermomix el agua y la levadura desmenuzada y programamos 2 minutos, 37º y velocidad 2.

Al acabar agregamos la harina, sal, azúcar, aceite y matalauva y amasamos un minutos a velocidad espiga.

Con las manos aceitadas sacamos la masa y hacemos una bola. La ponemos en una bandeja de horno con papel vegetal y la metemos en el horno apagado que habíamos pre calentado. Dejamos media hora.

A la media hora, sacamos la bandeja y volvemos a precalentar el horno. Esta vez a 200º con calor arriba y abajo y sin ventilador.

Estiramos con las manos la bola de masa que tenemos en la bandeja hasta darle forma rectangular.

Echamos el aceite por encima, espolvoreamos con el azúcar y la matalauva y horneamos unos 20 minutos. Notareis que está hecho porque ha crecido y está dorado.

Dejamos enfriar en una rejilla y listo.

SIN THERMOMIX:

Entibiamos el agua y desleímos en ella la levadura. Ponemos en un recipiente amplio la harina, la sal, el azúcar, el aceite y la matalauva. Mezclamos bien y agregamos el agua con la levadura. Primero mezclamos y luego vamos amasando con las manos hasta tener una masa lisa y ligeramente pegajosa. Nos ponemos un poquito de aceite en las manos y hacemos una bola. A partir de aquí seguimos como os indico más arriba.


Desmenuzamos la levadura en el agua y la calentamos ligeramente.

Añadimos el aceite, la harina, la sal, el azúcar y la matalauva. Amasamos.

Con las manos mojadas en un poquito de aceite sacamos la masa hacemos una bola y la metemos  media hora en el horno apagado.

A la media hora, la tendremos más o menos así.

La estiramos con las manos suavemente, hasta darle forma rectangular.

Echamos el aceite por encima.

Y espolvoreamos con azúcar y matalauva.

Al horno.

   Y al acabar, dejamos enfriar en una rejilla.


    Una ricura que no debéis perderos. Os animo encarecidamente a que lo preparéis.





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





15 comentarios:

  1. Me encantan los dulces con anís, este tiene pinta de estar buenísimo, tomo nota.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda...me encantan este tipo de masas...bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Que pintaza,tiene me lo llevo sin tardar,me parece que me va a encantar¡¡¡¡
    Me imagino el olor en la cocina del ajonjoli¡¡¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. Comprendo a tu sobrina, cómo dejar de coerlo, se ve riquísimo, para empezar y no dejar no las migas. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, es realmente imposible dejar de comerlo! Un beso guapa!

      Eliminar
  5. Aunque un poco tarde FELICIDADES María José.
    Y por este dulce también.. me ha encantado y se de antemano
    Que me encantará cuando lo pruebe,.. que va a ser en breve.
    Que pintaza... y ya si tus comensales le dan el aprobado... con seguridad que está más que rico.
    Un besazoooo

    ResponderEliminar
  6. Vaya delicia de pan, el anís le da un sabor especial!! Uhmmmmm

    ResponderEliminar
  7. Hola Mari José! Qué rico este pan, como tiene anís me gusta mucho mas, me ha llamado la atención el nombre.
    Oye, no había escuchado de ir a un curso de cocina y que no pudieras probar de lo que se prepara, es como que quedas a medias, no? Mejor me quedo con tu receta y tu explicación detallada 😊
    Un beso y que tengas lindo día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelica, ya no dejan probarlo por las alergias de algunas personas. Supongo que querrán evitar problemas. Pero aunque no se podía probar, el olor ya invitaba a hacerlo jajaja. Besos!

      Eliminar
  8. Hola. Acabo de ver este pan en Facebook y he venido a visitarte. Me parece que es la primera vez.
    Yo también voy a talleres de tmx y echo de menos probar lo que hacen y que todas las recetas estén en la web. Acabo de buscar este pan y tienes razón en los cambios que le has hecho porque estará más rico.
    También tengo recuerdos de infancia con los anises. Aquí en Valencia los usamos en las rosquilletas y también en una receta tradicional, la fogassa. Tampoco es muy dulce.
    Te agrego a mí lista de blogs y te iré visitando cuando pueda.
    Te invito al mío y a mis proyectos.
    Gracias por compartir.
    Besos.

    ResponderEliminar