Hornazo de Salamanca



   


    Cómo nos enredan las chicas de La cocina Typical Spanish


   Cada mes nos retan a preparar una receta de nuestra gastronomía en base a un criterio dado. Pero este mes, tan propio de las vacaciones, nos han liado en un juego en el que nos han dividido por equipos. No puedes elegir el equipo, te toca por sorteo y tampoco sabes quienes están es tu equipo. Un juego de misterio en toda regla. Los equipos, siendo periodo vacacional, se han dividido en playa y montaña. Y a cada cual le toca hacer una receta salada apropiada, que cumpla la premia principal, que sea typical spanish.


A mi me ha tocado la montaña, debo reconocer que me hubiera gustado al principio, formar parte del equipo de playa. Málaga es una ciudad costera, eminentemente marítima y nuestra cocina va siempre por ese lado.

No significa que no tengamos buenísimas recetas de montaña. Los pueblos del interior de la provincia son preciosos, como todos, y si no ahí os dejo una muestra: Frigiliana, Ronda, Antequera, Gaucín...son tantos que es imposible enumerarlos. Y sus recetas autóctonas también. Tenemos una gastronomía deliciosa, en cualquier rincón de mi bella ciudad.

Pero ahora, os vais a parar a pensar por qué he elegido una receta que no es de  mi tierra.
Tiene su razón y os la voy a contar.

Mi amiga Susana, me recomienda a veces recetas que a ella le gustaría ver en mi blog. Hace unos meses me dijo que había probado en la panadería de su barrio, una especie de empanada rellena de carne, jamón y chorizo. Me hablaba maravillas de ella, de lo rica, del sabor, de lo contundente también hasta que la paré y le dije: eso que tú has probado, no es una empanada, es un hornazo de Salamanca.

Me contestó que una cosa tan rica, tenía que tenerla en el blog. Pero en ese momento a mi no me apetecía embarcarme en una receta tan laboriosa y tan engordante ,que todo hay que decirlo jajaja

Cuando vi el reto y pensé qué receta de montaña podía hacer, me vino a la cabeza esta conversación. Así que en homenaje a mi amiga Susana que me lo sugirió antes que nadie, decidí prepararla para el reto.

El hornazo de Salamanca es, como bien le pareció a mi amiga, una empanada rellena de lomo, jamón, chorizo y huevos. Un plato que calienta al más friolero pero que hay que tomar con moderación pues es una bomba de calorías.


Desde 2004, el hornazo está distinguido con su propia Marca de Garantía, con la denominación “Hornazo de Salamanca”. Bajo este sello, su elaboración debe de ajustarse a las recetas tradicionales y con productos salmantinos de buena calidad.

Su origen se vincula antiguamente como alimentos de pastores, que pasaban largas temporadas en el campo. Su popularidad viene dada por la celebración del “Lunes de aguas”, desde el año 1543, durante el reinado de Felipe II. El “Lunes de aguas”, ocho días después de Cuaresma, es el día más tradicional para tomar el Hornazo.

Ese día se conmemoraba históricamente el fin de la abstinencia y el recogimiento de los días de Semana Santa. Una antigua historia de privación y desenfreno al mismo tiempo, de obediencia piadosa y derroche lujurioso, casi de orgía (en los dos sentidos, gastronómico y sexual).

En tiempos más “modernos”, es una celebración más tranquila que en tiempos antiguos para disfrutar con la familia y amigos de un día festivo, a las orillas del Río Tormes.
Fuente de la información: Web Recetas de rechupete



Yo aproveché, para regalárselo a mis vecinos Antonio y Mari Angeles, que posteriormente me dijeron que estaba de lujo.

Recetas vais a encontrar muchas en internet. Yo he seguido la receta del libro de cocina regional de Thermomix con algunas variaciones en los ingredientes.


INGREDIENTES:

Para la masa:

200 ml de agua
80 gr de aceite de oliva
80 gr de manteca de cerdo
1 cucharadita de azúcar
15 gr de levadura fresca
1 huevo
600 gr de harina de fuerza

Para el relleno:

1 cebolla
1 pimiento
70 gr de aceite de oliva
5 o 6 filetes de lomo adobado de cerdo
3 chorizos
100 gr de jamón serrano
2 huevos cocidos
1 cucharadita de pimentón
sal y pimienta
1 huevo batido para la masa





PREPARACIÓN:

Vamos a comenzar a freir ligeramente los chorizos en rodajas, para aprovechar el sabor que le deja al aceite. Reservamos los chorizos y dejamos que se enfríe el aceite. Los filetes de lomo los salpimentamos y le damos unas vueltas a la plancha para que no queden crudos del todo. Los reservamos también. 

Vamos cociendo los huevos el tiempo estipulado, yo los tengo unos diez minutos, para uq pierdan calor cuando llegue el momento de usar.

Una vez hecho todo esto, nos ponemos con la masa.

Yo he hecho la masa con thermomix, se puede hacer a mano pero un robot nos ayudará y ahorrará tiempo.

En el vaso de la thermomix ponemos el agua, el aceite de freir los chorizos, la manteca de cerdo y el azúcar. Programamos un minuto a 37º y velocidad 2.

Desmenuzamos la levadura y la añadimos al vaso junto al huevo. Mezclamos 10 segundos a velocidad 3.

Agregamos la harina y la sal y mezclamos 10 segundos a velocidad 6 y a continuación programamos 2 minutos a velocidad espiga.

Sacamos la masa del vaso, formamos una bola y la guardamos en una bolsa.

Vamos a hacer un sofrito para poner en el hornazo. Cortamos la cebolla y el pimiento y lo ponemos con el aceite en el vaso de la thermomix. Troceamos tres segundos a velocidad cinco. Salpimentamos y luego cocinamos doce minutos, varoma, velocidad uno. Agregamos el pimentón y mezclamos bien.

 Reservamos el sofrito para que se enfríe.

Cuando todo el relleno esté frío y la masa haya reposado al menos una hora, la dividiremos en dos partes iguales y un trocito pequeño para sacar las tiras del enrejado.

Estiramos la primera parte de la masa, la ponemos sobre papel vegetal en una bandeja. Extendemos el sofrito encima y vamos colocando capas de lomo, chorizo, jamón y huevo cocido. En ese orden.

Estiramos la otra parte de la masa y la colocamos encima. Sellamos los bordes. Hacemos algunos agujeritos en la superficie para que salga el vapor.

Con el tercer trozo de masa, lo estiramos y hacemos titas que colocamos de forma de rejilla sobre el hornazo. Pintamos con huevo batido y horneamos a 200º unos 30 o 35 minutos.


Freímos el chorizo y reservamos.

Salteamos los filetes de lomo y reservamos también.


Vamos con la masa, ponemos aceite, agua, azúcar y manteca. Calentamos un poco.

Agregamos la levadura y el huevo. Mezclamos.

Incorporamos la harina y la sal y amasamos.

Hacemos una bola con la asa y guardamos en una bolsa.


Vamos a ir haciendo el sofrito, troceando y pochando la cebolla y el pimiento.

Con todos los ingredientes ya frío, preparamos la masa. Hacemos tres partes. Una de ellas mas pequeñas, pues solo es para sacar tiras.


Estiramos la primera parte.

Y vamos colocando el relleno. Sofrito y lomo adobado encima.

Luego el chorizo.

A continuación el jamón serrano en lonchas.

Y acabamos con los huevos en rodajas.

Cubrimos con la otra tapa de masa y hacemos unas tiras para adornar. Pintamos con huevo batido y al horno.

     Pedazo de hornazo me ha salido. Una asada de rico. Aunque no apto para dietas jejeje

    En este enlace tenéis todas las recetas participantes.








Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios:

  1. Hola, lo probé en un viaje a Salamanca y me encantó, nunca lo he hecho yo y estoy segura que el tuyo debe estar mucho más rico que el que tomé. Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Es un plato contundente jajaja pero muy bueno!

      Eliminar