Crema Paisana




Esta es una receta de aprovechamiento, porque de un resto de sopa  que hice y sobró, para no repetir, trituré y convertí en crema. Como el preparado de verduras se llamaba Paisana,he bautizado así a la crema.


Una crema suave y muy rica y al igual que la sopa, ligera, pues no lleva mas grasa que dos cucharadas de aceite y al estar elaborada con agua hemos restado bastantes calorías. Yo la he acompañado de unos picatostes y una cucharadita de queso rallado. Ambas cosas se pueden suprimir si estáis a dieta, aunque la cantidad es insignificante.

Lo importante es que es una crema rica, suave, nutritiva y sencilla, ¡ah! y también es económica, que todo cuenta.


INGREDIENTES:

200 gr de verduras  (yo he usado un preparado de verduras)
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
½ cucharadita de pimentón dulce
Sal y pimienta al gusto
1’5 litros de agua

PARA ACOMPAÑAR:

Picatostes, queso rallado, etc 
     
PREPARACIÓN:

En una olla grande ponemos el aceite a calentar y doramos el ajo muy picado. Apartamos del fuego un momento y añadimos el pimentón, removemos y volvemos a poner al fuego con las verduras. Damos vueltas para rehogarlas un poco, un par de minutos. Añadimos el agua, la sal y la pimienta y dejamos cocer a fuego medio bajo unos 25 minutos. Trituramos hasta obtener una crema suave.






Yo he usado un preparado de verduras, ya vienen listas para rehogar. 

Doramos los ajitos.

Añadimos el pimentón y removemos.

Pochamos un poco las verduras para que cojan sabor.

Y agregamos el agua y cocemos a fuego lento. Al acabar trituramos.

   Le he puesto un hilo de nata, apenas una cucharadita, para adornar. Podemos poner aceite de oliva o dejarla tal cual.



   Picatostes, taquitos de jamón, virutas de queso... os doy ideas para acompañar.






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Natillas de cacao y café


    
    Mira que no soy muy amante del café, pero mezclado con chocolate me parece una combinación explosiva.
Creo que son dos sabores que se complementan muy bien y que intensifican sus sabores mutuamente.

Por eso estas natillas, tan simples pero tan ricas se van a convertir en una de mis favoritas. Espero que también sean las vuestras.

INGREDIENTES:para 4 o 5 cuencos

650 ml de leche semidesnatada
30 gr de maicena
40 gr de azúcar
20 gr de caca en polvo
1 cucharadita de café soluble ( el mío descafeinado)


PREPARACIÓN:



Estos son los ingredientes preparados.


En un cazo ponemos la leche a calentar a fuego medio. Cuando esté caliente pero sin llegar a hervir agregamos la harina de maiz (maicena) y el azúcar. Removemos para que se mezclen bien.


Una vez bien integradas la harina y el azúcar, incorporamos el café y el cacao y removemos sin parar con varillas hasta que la leche llegue a ebullición. Entonces esperamos que la mezcla espese ligeramente.


    Y cuando veamos que la mezcla está cremosa, la servimos en cuencos y dejamos enfriar. Luego guardamos en la nevera unas horas. Os recomiendo tapar con film transparente para que no se forme costra en la superficie.


    



Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Croquetas de jamón cocido y huevo




    ¿Quién le puede decir que no  a unas croquetas?

Tarta de turrón y yogur


    
    En apenas dos meses tendremos encima la Navidad.

    Estad Navidades van a ser unas navidades especialmente tristes... Nos falta el eje central de la familia, el tronco que nos unía a todos...mi madre.

Hace menos de un año que nos dejó y aún andamos asimilando su ausencia, peto las rutinas diarias, el trabajo, etc nos hace sobrellevar la pena. Lo peor vendrá cuando en dii, lleguen los días de reuniones familiares y no esté ella. Es un tópico y realmente la echamos de menos todos los días, pero en estas celebraciones es cuando la nostalgia y la tristeza de los que han partido ya se hace más evidente.

Yo intento seguir con la rutina del blog. Reunirnos todos en casa de mi madre cada sábado era una manera de seguir probando recetas nuevas para el blog.

Ahora no nos reunimos semanalmente, en algún cumpleaños y cosas así, pero yo quiero seguir manteniendo esa costumbre de crear postres y recetas para compartir, aunque no esté ella que era mi principal fan.

Ahora que ya hay turrones en los supermercados he preparado esta tarta para ir viendo cómo queda. No hay que esperar a Navidad para probarla cualquier época del año es buena para reunirse con la familia.

Esta tarta es todo un clásico en mi casa. Acostumbro a combinarla con chocolate, pero en esta ocasión he preparado una tarta algo más ligera (no mucho jejeje) y he sustituido la nata y el queso que habitualmente usaba por yogur de soja, así tiene una textura más suave y menos calorías, que todo cuenta.
Espero que la disfrutéis junto a vuestros seres queridos.

     INGREDIENTES:

    Para la base:
    100 gr de galletas sin gluten 
    50 gr de mantequilla de soja

     Para el relleno:
    1 tableta de turrón de Jijona (200 gr)
    4 yogures de soja (500 gr)
    2 hojas de gelatina neutra

    Para adornar:
    100 gr de almendras crocanti



    PREPARACIÓN:

    
Preparamos la base triturando las galletas en la thermomix diez segundos a velocidad 8. Podemos hacerlo en una batidora.


Agregamos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos 30 segundos a velocidad 3.

Forramos un molde desmoldable con papel vegetal, fondo y paredes. Poneos la mezcla de galletas subiendo un poco por las paredes del molde. Guardamos en la nevera una media hora.

Vamos con el relleno. Troceamos el turrón y lo trituramos 20 segundos a velocidad 3.

Agregamos el yogur y calentamos la mezcla 6 minutos a 90º y velocidad 4. No he puesto azúcar porque los yogures y el turrón ya llevan, pero al acabar, probad la mezcla por si está a vuestro gusto de dulzor. Las hojas de gelatina, previamente hidratadas y escurridas, se agregan al final y se mezclan 20 segundos a velocidad 3.

Vertemos la masa en el molde y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de meterla en la nevera unas horas.


    Al desmoldar, la adornamos con las almendritas crocanti.


    Una tarta deliciosa y perfecta para las fiestas que vienen. Disfrutadla!!
 
   







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Berenjena rellena de atún



            
        Hoy os traigo una receta sencillita y muy sana.
¡Me encantan las berenjenas rellenas! En el blog tengo algunas recetas: estas rellenas de pisto o estas con cous cous y verduras.

Todas están muy buenas, pero las de hoy son más sencillas y económicas, solo cuatro  ingredientes para tener un segundo plato sano y sabroso.

Las he preparado en mi nuevo juguete, la airfryer, tengo que ir probando distintas recetas con este aparato. Ya os puse en entradas anteriores unas empanadillas y unos nuggets. Hoy tocaba probar verduras. Y hemos pasado la prueba!

Es un plato simple y al igual que otras preparaciones cocinadas en la freidora de aire, podéis hacerlo en el horno convencional. Yo estoy experimentando...

INGREDIENTES:

1 berenjena
1 lata de atún
30 gr de queso mozzarella rallado
3 cucharadas de tomate frito
1 pellizco de sal
aceite de oliva

PREPARACIÓN:



Estos son los ingrediente. Hice una berenjena para mi sola, pero se pueden poner hasta dos en la cesta de la freidora.


En la cesta de la freidora ponemos la berenjena partida a la mitad con unos cortes. Le vamos a espolvorear un poco de sal y le echamos un flus de aceite. La cocinamos unos ocho  o diez minutos a 170º.


 Al acabar, sacamos con cuidado la carne de la berenjena y la troceamos. Mezclamos con el atún escurrido y el tomate frito. Vamos a rellenar las mitades con esta mezcla.


Le ponemos queso rallado encima y las terminamos de cocinar en la airfryer cinco minuto a 170º, o hasta que veamos el queso fundido.


    Y al sacarlas le podemos poner perejil picadito. ¡A disfrutar!

 




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email: