Glasa real



 


   Hace unos días preparé un dulce que llevaba en su elaboración glasa real.


  Me ha parecido oportuno crear una entrada para explicaros que es, para qué sirve y como se prepara.


Se trata de una preparación  muy utilizada en repostería. Se suele utilizar para decorar principalmente galletas y también para aportar textura o dar un toque de sabor a todo tipo de dulces y pasteles. En la pastelería de origen anglosajón se le llama royal icing.

Una buena glasa tiene una textura cremosa y espesa y un color blanco brillante. Al secarse se endurece. Normalmente se usa tal cual, aunque os adelanto que yo la horneé y hasta aqui puedo contar.

A veces se usan aromatizantes como vainilla o esencias para darle sabor.

También podemos darle color, en ese caso es conveniente usar colorantes en gel o pasta, nada de  líquidos, pues podrían estropearnos la preparación,

La elaboración es muy sencilla y solo necesitaremos una batidora de varillas. 

En unos días os pondré el dulce para el que la usé.

INGREDIENTES:

100 gr de azúcar glass (tiene que ser de la industrial, no nos vale la hecha en casa)
1 clara de huevo pasteurizada (la glasa se suele usar tal cual, con lo que evitamos problemas si usamos claras pasteurizadas)
Unas gotas de zumo de limón
1 pizca de cremor tártaro (no es imprescindible, aporta consistencia a la glasa)




PREPARACIÓN:

Ponemos la clara de huevo pasteurizada en el vaso de la batidora y la batimos hasta que adquiera una consistencia blanquecina.

Añadimos unas gotas de zumo de limón, como una cucharadita y seguimos batiendo.
Cuando la clara ya tenga textura, vamos agregando el azúcar glass a cucharadas y sin dejar de batir.

Al acabar de echar todo el azúcar glass podemos poner un pellizco de cremor tártaro y volver a batir. pero si no tenemos no pasa nada.

Debe quedarnos una crema espesa y muy brillante.

A esta glasa le podemos poner unas gotas de colorante si es que necesitamos teñirla.


Ponemos la clara en el vaso de la batidora.


Comenzamos a batir hasta que blanquee.

Echamos unas gotas de limón.

Vamos añadiendo el azúcar glass sin dejar de batir.

Y cuando tenga textura cremosa y brillante podemos poner el cremor tártaro, pero no es imprescindible.

Y si queremos darle color, agregaremos unas gotas de colorante en gel.


    Y ya sea blanca o de color, nuestra glasa está lista.Perfecta para galletas y otros postres.
 




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





4 comentarios:

  1. Mis nenes se lo pasan genial "pintando" galletas con esta glasa. Te ha quedado de una consistencia perfecta. Un saludo

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me parece genial que lo hayas publicado pues seguro que en algún momento nos puede hacer falta. Me alegro de volver a tu blog y dsfrutar de nuevo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elisa, es un placer tenerte de nuevo por aqui!Un beso!

      Eliminar