Empanadillas Banoffee



 


   La tarta Banoffee es un conocido postre inglés entre cuyos ingredientes principalees están los plátanos y el dulce de leche.


Esta es una versión particular, muuuuy particular, de esta tarta. En versión mini empanadillas y con masa casera.

Es un dulce perfecto para tomar con el té o el café. un bocadito dulce pero no empalagoso. Sé que muchos diréis...uf dulce de leche eso estará super dulce.  ¡Nooo! Siempre lo digo, la leche condensada y el dulce de leche cuando se hornean pierden intensidad...de hecho, para mi le hubiera puesto más dulce jejeje.

Lo bueno de estas mini empanadillas, es que hacemos nuestra propia masa y eso le da un valor especial. Tenéis que probarlas.

INGREDIENTES:

Masa de empanadillas
100 ml de acite de oliva
100 ml de agua
1 pizca de sal
300 gr de harina común

Relleno:
1 o 2 plátanos (que no estén muy maduros)
Dulce de leche (no puedo decir cantidad exacta)
Azúcar morena para antes de hornear
Azúcar glass para espolvorear.





PREPARACIÓN:
Preparamos la masa en la thermomix. Ponemos agua y aceite y la pizca de sal en el vaso y calentamos 3 minutos a 50º y velocidad 2. Añadimos la harina y mezclamos primero 20 segundos a velocidad 3 1/2. Luego amasamos 2 minutos a velocidad espiga.
Sacamos la masa, hacemos una bola. La liamos en film transparente y la dejamos ene la nevera media hora.

Tenemos que estirar la masa de las empanadillas lo más finita posible sin que se rompa.
Cortamos círculos con un cortapasta o un vaso. Ponemos una cucharadita de dulce de leche en el centro y una rodaja o dos de plátano troceada. Cerramos la empanadilla y la sellamos con un tenedor haciendo muescas en los bordes.
Pintamos con huevo batido y espolvoreamos un poquito de azúcar moreno encima.
Horneamos a 180º con calor arriba y abajo durante unos 20 minutos, hasta que las veamos doradas y duritas al tacto.
Al sacarlas las dejamos enfriar en una rejilla. Y antes de servir las espolvoreamos con azúcar glass.



Calentamos el aceite, el agua y la pizca de sal.

Agregamos la harina y mezclamos.

Ya tenemos la masa.

Hacemos una bola y la dejamos en la nevera media hora.

Estiramos finita y hacemos círculos.

Ponemos un poquito de dulce de leche en el centro y una o dos rodajas de plátano troceada.

Cerramos las empanadillas, sellamos los bordes con un tenedor y pintamos con huevo batido.

Le ponemos un poquito de azúcar morena encima. Y al horno.

    Las dejamos enfriar en una rejilla y le espolvoreamos azúcar glass.


    Por fuera quedan crujientes y por dentro el relleno es suave y delicioso.






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios:

  1. Que ricaaaaa.......seguro que voló rápidamente......yo me hubiera comido más de una
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Me parece delicioso, qué rica combinación!!!unb eso

    ResponderEliminar