Masa de pizza con tomate y albahaca



 


  Cada vez más gente opta por preparar en casa productos que habitualmente se adquieren en tiendas.


Mermeladas, panes, dulces, helados...es fácil hacerlos y solo supone dedicar un poco de tiempo a la cocina con la tranquilidad de que sabemos bien qué estamos consumiendo.


Lo mismo ocurre con las pizzas, hacerlas en casa es tan fácil que no se necesita mas que cuatro o cinco ingredientes para preparar una masa deliciosa.

Yo acostumbro a preparar las masas de pizza en casa y congelarlas. Es muy práctico hacerlo así y las tienes para cuando las necesites.

En el blog tengo varias masas de pizza, esta parecida a la de un famoso restaurante o esta masa con orégano.

Hoy os traigo una masa especial, lleva tomate y albahaca en su elaboración lo que le da un ligero tono anaranjado. Es una masa enriquecida lo que le da un valor especial.

INGREDIENTES:

200 ml de agua
50 ml de aceite de oliva
20 gr de levadura fresca
1 cucharadita de sal
1 cucharada sopera de albahaca seca (si tenéis albahaca fresca, mejor)
50 gr de tomate frito (también es mucho mejor si es una salsa casera)



PREPARACIÓN;



Ponemos en el vaso de la thermomix el agua, el aceite y la levadura desmenuzada y programamos 2 minutos, 37º y velocidad 2.


Añadimos la harina, sal, albahaca y el tomate frito y mezclamos 30 segundos a velocidad 4. A continuación amasamos 2 minutos a velocidad espiga.


Sacamos la masa, hacemos una bola y la dejamos reposar hasta que doble el tamaño.


Amasamos para quitar el aire y hacemos cuatro porciones. Nos saldrán aproximadamente cuatro pizzas de unos 25 cm si las estiramos finitas. También podemos hacer dos partes para tener dos pizzas más grandes.


Estiramos bien hasta dejarlas a nuestro gusto y ahora procedemos a rellenarlas con los ingredientes que queramos o bien guardarlas entre dos papeles vegetal para congelar.


Os sugiero que antes de rellenarlas le pongáis una cucharada de tomate por encima si os gusta mas jugosa 

Si no tenemos thermomix vamos a calentar ligeramente el agua, añadimos la levadura desmenuzada y mezclamos. Agregamos el aceite y batimos suavemente para que se integre bien. Hacemos un volcán con la harina y agregamos el agua mezclada con la levadura y el aceite. Removemos para que se vayan integrando. Incorporamos la albahaca, la sal y el tomate y amasamos hasta que nos quede una masa lisa. Dejamos reposar y seguimos como os indico más arriba.


Agua, aceite y levadura. Entibiamos y mezclamos.

Añadimos la harina, sal, albahaca y el tomate. Primero mezclamos y luego amasamos.

Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar tapada.

Al cabo de un par de horas  estaba así.

Desgasificamos y hacemos cuatro bolas iguales. O dos, como queráis.

Las estiramos sobre un papel vegetal y ya está lista para congelar o usar directamente.

    Podemos usarla directamente así, aunque en casa prefieren poner más tomate encima.

 Y si te decides a preparar tu pizza en casa mira esta pizza de ternera y bacon de El Crepitar de los Fogones

O esta otra pizza boloñesa con setas y espárrragos de Entre 3 Fogones.




 




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





5 comentarios:

  1. Que buena, con esta masa cualquier pizza es un triunfo seguro, te van a hacer la ola, jajaja.
    Muchas gracias por incluirme.
    Buen fín de semana.
    Bikiños.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las masas de pizza caseras y la tuya tiene una pinta espectacular. Un besote y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  3. Son una pasión las buenas masas de pizza caseras. Cambia tanto el resultado, que no hay pereza para ponerse a amasar. Y tengo albahaca fresca, jejejej.
    Besitos amiga, y gracias por mi pizza :)

    ResponderEliminar
  4. Se ve súper sabrosa pero no pone la cantidad de harina en los ingredientes.

    ResponderEliminar
  5. Que pizzas tan buenas,me llevo tu masa para la próxima que haga
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar