Granola


   
    Hace unos meses mi amiga Susana me regaló un tarro de granola casera.
   La había preparado ella, según la receta de La Cocina de Carolina que encontró en internet. La verdad es que estaba buenísima, super crujiente y deliciosa.

Me pasó la receta con sus anotaciones y este fin de semana he sido yo la que la ha preparado. He modificado un poco los ingredientes añadiendo unos y quitando otros, y el tiempo de horneado para que quedara a mi gusto. Y hoy os la traigo a vosotros para que la disfrutéis tanto como yo la he disfrutado. Os dejo la receta tal cual la he preparado yo.

INGREDIENTES:

75 gr de almendras con piel
75 gr de nueces pecanas (o de las otras)
50 gr de avellanas
50 gr de pipas de calabaza
300 gr de copos de avena
75 gr de aceite de coco
75 gr de sirope de arce
un pellizco de sal
30 gr de arándanos deshidratados
2 plátanos maduros
1 cucharada de pasta de vainilla Bourbon

PREPARACIÓN:


Troceamos un poco las avellanas, nueces y almendras.


Las ponemos en un recipiente grande con los copos de avena, sal y las pipas de calabaza.Mezclamos.

En una sartén, a fuego suave derretimos el aceite de coco con el sirope de arce. Se podría sustituir por aceite de oliva y por miel, pero el resultado final del sabor cambiaría.

Machacamos los plátanos.

Y los añadimos a la sartén con la pasta de vainilla. Damos unas vueltas para que se mezcle un poco.


Y lo añadimos al recipiente donde teníamos los frutos secos y los copos de avena. mezclamos bien con una espátula.


Extendemos la mezcla en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Horneamos unos 20 minutos a 200º, pero cada tres o cuatro minutos removemos la granola para que se tueste por igual y no se queme. En mi horno necesitó 20 minutos para hacerse. Quizá en el vuestro basten 15. En cualquier caso cuando la veais dorada por todos lados estará lista. Se me olvidaba, unos cinco minutos antes de apagar el horno añadimos los arándanos y dejamos acabar.

La dejamos en la bandeja hasta que se enfríe. Luego guardamos en tarros con cierre hermético.

    Aguanta bien en la despensa, nunca en la nevera.


    Yo la como con yogur, está deliciosa.
    




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Pan de ajo con semillas





    Esta receta le encanta a mi hijo mayor.

Crema de batata y garbanzos


   
    Menudo frío se ha metido de pronto.
A ver, que es normal. Estamos en enero y con la borrasca Filomena encima (aunque por aquí ha sido mucho más suave que en otros sitios ) lo que apetecen ahora son platos de cuchara, calentitos, de los que te resucitan jajaa. Esta crema lo es, suave, rica y nutritiva. Verduras y legumbres en un plato sencillo y perfecto para los que no toleran las legumbres enteras, porque ni las notarán.

    INGREDIENTES:

150 gr de cebolla
500 gr de batata
400 gr de garbanzos cocidos (pueden ser en conserva)
750 gr de agua
30 ml de aceite de oliva
1 pastilla de caldo vegetal
1 cucharadita de sal
100 gr de nata (yo la puse de soja)
unas ramitas de perejil para adornar


PREPARACIÓN:



Pelamos y troceamos la cebolla y la batata. Las ponemos en el vaso de la thermomix u de una picadora y troceamos 5 segundos a velocidad 4


Agregamos los garbanzos cocidos. Si son en conserva los enjuagamos bien.

Incorporamos el agua, el aceite  y la pastilla de agua de caldo desmenuzada. Programamos 25 minutos a 100º y velocidad 1


Pasado el tiempo, añadimos la nata y la sal y trituramos un minuto a velocidad progresiva 7-10.


   Servimos con un hilo de aceite y unas hojitas de perejil picado.
    




Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Creps



   
   Que bueno es desayunar sin prisas.
   

Bagels de queso


     
  Vuelvo a recordaros mi pasión por el queso.
 En casi todas sus versiones y sobre todo en cualquier receta que lo lleve.

 Esta es una receta de Camila Kost, una famosa nutricionista que sigue la dieta keto. Yo no sigo esta dieta, pero me gustan algunas de las recetas que se proponen pues no suelen llevar ni azúcar ni harina. Eso no significa que sean lights. No. De hecho el uso de quesos y de harinas de almendras las convierten en un plato calórico, pero eso no me importó porque un bagels de estos no supone tampoco un exceso.

Si sois seguidores de esta dieta, conoceréis sus recetas. Yo tengo unas cuantas guardadas porque me resultaban apetecibles, y este panecillo lo es. Con una textura densa y un sabor a queso increíble, es una opción para el desayuno o la merienda perfecta para los fines de semana.

INGREDIENTES: (para 4 bagels)

150 gr de queso mozzarella rallado
30 gr de queso crema tipo philadelphia
1 pizca de pimienta
1 cucharadita de levadura química
70 gr de harina de almendras
1 huevo
Semillas de sésamo

PREPARACIÓN:

Ponemos el queso rallado y el queso crema en un recipiente apto para el microondas y derretimos durante un minuto y medio aproximadamente.


Mezclamos bien para integrar las dos clases de queso.


Incorporamos el huevo, la pimienta, la levadura y la harina de almendras. Mezclamos bien, hasta tener una masa manejable aunque pegajosa.

Con las manos mojadas cogemos una porción y hacemos una bola.


Con el dedo mojado hacemos un agujero en el centro.

Ponemos los bagels en una bandeja de horno y le espolvoreamos semillas de sésamo. Horneamos a 180º unos 18 minutos. Dejamos enfriar en una rejilla.

    Y listos nuestros bagels de queso, en apenas 20 minutos.


    El relleno es cosa tuya, pero la masa tiene por sí sola mucho sabor.

     





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





Mini panettone de zanahoria con pepitas de chocolate



   
   No hay mejor manera de empezar el año que con algo dulce.