Boquerones al limón



¡Me encanta el pescaito frito! Como buena malagueña tengo que hacer publicidad de nuestros platos típicos, que son muchos y muy buenos, y claro no podía faltar en mi blog la receta de los boquerones al limón.


No es que sean exclusivos de Málaga, pero no hay un chiringuito en la playa donde no encontremos este delicioso plato. Y hay que hacerlo con boquerones malagueños, que son los mejores, más caros que otros que se venden en los mercados pero incomparables, os lo aseguro.


Os contaré que a los malagueños nos llaman "boquerones" en honor a este pececillo y que tenemos nuestro propio boquerón autóctono, el "boquerón victoriano" algo más pequeño que el boquerón normal, por lo que es muy frecuente prepararlo frito sin quitar las espinas.

Esta receta que hoy os preparo no tiene ningún misterio, tan solo "marinar" un poco el producto para que tome un ligero sabor a limón que lo hace exquisito. Os explico como lo he hecho yo.


INGREDIENTES:

1/2 kilo de boquerones malagueños
1 diente de ajo
el zumo de un limón
un puñado de hojitas de perejil fresco
sal y aceite de oliva suave
Harina para rebozar (de la de uso corriente)

PREPARACIÓN:

Lo primero es limpiar los boquerones, quitarles la cabeza y las vísceras y espinas y dejarlos abiertos solo cogidos por la cola. Esta es una tarea muy ingrata para mí, no lo puedo remediar. Afortunadamente muchas pescaderías te los limpian y eso que nos ahorramos. 

Lo ideal, para evitar problemas de salud es congelar el pescado un par de días. A mi me dio un truco el pescadero y es congelar el pescado ya limpio y abierto en un recipiente con agua que lo cubra. Así lo he hecho. Después solo hay que dejar descongelar el bloque de hielo con los boquerones.

Una vez descongelado el pescado lo lavamos ligeramente y lo secamos un poco con papel absorbente. Salamos por los dos lados y los ponemos en un plato o recipiente.

En el mortero machacamos el diente de ajo, con las hojas de perejil picado. Cuando esté machacado, añadimos el zumo de limón. Yo solo he puesto un limón, si veis que se queda escaso para cubrir los boquerones agregáis más zumo.Esta mezcla la vertemos sobre el pescado y lo dejamos en la nevera una media hora. Cuanto más tiempo lo dejéis más sabor cogerá.

Pasada la media hora, retiramos el aliño y ponemos una sartén con aceite de oliva suave al fuego. El aceite debe estar caliente pero  no humear.

Vamos a secar ligeramente los boquerones y a pasarlos por harina. Retiramos el exceso de harina dando unos golpecitos al pescado con la palma de la mano.

Freímos en tandas de dos o tres para que el aceite no se enfríe. Si vais a freír muchos, tendremos que cambiar el aceite a mitad de la fritura o cuando lo veamos muy oscuro.



Preparamos el marinado de ajo, perejil y limón.


Lo vertemos sobre los boquerones . Dejamos en la nevera una media hora.


Retiramos el aliño, secamos un poquito el pescado y pasamos por harina.Hay que retirar el exceso de harina, es importante.

Freímos hasta que estén doraditos.


     Y a disfrutar, con una cerveza bien fría o con un tinto de verano.


    Si venís por Málaga, tenéis que probar esta maravilla.





Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios: