Helado de limón y avena



¿Os acordais que hace unos días os enseñé como hacer leche evaporada de avena? la quería para hacer preparaciones sin lactosa. Como por ejemplo, un helado.

Pues ya está hecho, un helado de limón y avena riquísimo, os lo aseguro. Con un color más oscuro del que tendría si usáramos leche evaporada normal, ya que la leche de avena es más oscurita, pero por favor, que no os eche para atrás el aspecto porque de sabor es delicioso.

Este helado lo puse hace unos días en una cena con amigos, y un poco de broma lo bauticé como "Mr Hyde" de limón, y ellos me preguntaban que porqué ese nombre. Al igual que el personaje literario este helado es muy bueno en el fondo aunque su apariencia no sea tan bonita.

Bromas aparte, es un helado con un sabor a limón muy fresco y muy rico, con una textura más parecida a un  sorbete aunque se puede hacer una bola con él. Y lo mejor totalmente apto para los intolerantes a la lactosa.

Espero que os guste.

INGREDIENTES:

400 gr de leche evaporada de avena (o leche evaporada normal)
150 gr de azúcar
150 ml de zumo de limón colado
la piel de medio limón sin nada blanco

PREPARACIÓN:

El día anterior vamos a congelar la leche evaporada en una cubitera o en un tupper.
Pulverizamos el azucar con la piel del limón en la thermomix 20 segundos a velocidad 7-10. Reservamos.
Ponemos la mariposa y añadimos la leche evaporada en trocitos. La montamos unos 2 minutos a velocidad 3 1/2.
Agregamos el azucar aromatizado y seguimos montando unos  30 segundos a velocidad 3 1/2. 
Por último incorporamos el zumo de limón por el bocal con la maquina en marcha a velocidad 3. Reservamos esta mezcla en un recipiente y guardamos en el congelador. Cada hora removemos un poco y dejamos en el congelador hasta que coja cuerpo.



Pulverizamos el azucar con la piel de limón para aromatizarla.

Ya la tenemos lista. Reservamos.

Ponemos la mariposa y montamos la leche evaporada. No esperéis que monte como si fuera nata, simplemente aumenta de volumen.


Añadimos el azucar y seguimos montando un poco más.

Con la máquina en marcha agregamos el zumo de limón.

Guardamos la mezcla en el congelador.



Un helado muy fresquito. Si lo hacéis con leche evaporada normal, os saldrá más blanquito.



    Aunque tiene una textura casi de sorbete, podemos hacer bolas con él.







Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





2 comentarios:

  1. Que rico, me encanta el helado de limón, aunque al verlo se me habría ocurrido pensar en cualquier sabor menos en limón, jeje
    Besote!!!

    ResponderEliminar